ONU.- El jefe de la UNRWA se aparta del cargo en el marco de una investigación por su gestión

Publicado 06/11/2019 12:06:36CET
ONU.- El jefe de la UNRWA se aparta del cargo en el marco de una investigación p
ONU.- El jefe de la UNRWA se aparta del cargo en el marco de una investigación p - Luiz Rampelotto/ZUMA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

El comisionado general de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA), Pierre Krahenbuhl, se ha apartado del cargo mientras la Oficina de Supervisión Interna de Servicios (OIOS) de Naciones Unidas completa su investigación, tras hallarse algunos problemas en su gestión.

La OIOS ha completado ya una parte de su investigación sobre la gestión de la UNRWA, la cual ha desvelado "cuestiones de gestión que se refieren específicamente al comisionado general", ha explicado la agencia en un comunicado.

Ante estas circunstancias, Krahenbuhl "se ha apartado hasta que se complete el proceso" y el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ha designado a Christian Saunders para que ocupe su cargo de forma interina.

Según ha explicado la UNRWA en su comunicado, en los últimos meses ha venido llevando a cabo una revisión interna de su sistema de gobernanza, gestión y rendición de cuentas con el fin de "garantizar que sus prácticas cumplen los más altos estándares de profesionalidad, transparencia y eficiencia".

La revisión ha puesto de manifiesto "una serie de áreas que requieren fortalecimiento" y ya se han emprendido acciones correctivas y se seguirán llevando a cabo "mejoras en los próximos meses", ha precisado UNRWA, que ha prometido a los donantes que sus fondos "se utilizarán de la forma más eficiente" para asistir a los 5,5 millones de refugiados palestinos en el mundo.

Según Reuters, Krahenbuhl fue notificado el pasado mes de marzo de que estaba en curso una investigación por parte de la Secretaría General de la ONU "en base a denuncias recibidas contra el personal de la UNRWA relacionadas con una conducta insatisfactoria", si bien no se hicieron públicos los detalles de las acusaciones.

La agencia de la ONU se ha enfrentado a dificultades presupuestarias desde 2018, cuando Estados Unidos, su mayor donante, suspendió su aportación de 360 millones de dólares al año esgrimiendo que algunas de sus actividades eran anti-israelíes.

Suiza, Países Bajos y Bélgica también han suspendido sus pagos por motivos de gestión que ahora están siendo investigados. Según una portavoz citada por Reuters, UNRWA necesita aún 89 millones de dólares para seguir operando hasta finales de año.