ONU.- Kirchner convoca a empresarios estadounidenses a invertir en Argentina tras presidir la apertura de Wall Street

Actualizado 20/09/2006 20:45:11 CET

BUENOS AIRES, 20 Sep. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El presidente de Argentina, Néstor Kirchner, convocó hoy a los empresarios estadounidenses a invertir en su país, después de haber participado esta mañana en la tradicional ceremonia de apertura de las operaciones en la Bolsa de Nueva York.

Kirchner admitió que utilizó una política heterodoxa para encarar la recuperación de la economía argentina, después de la crisis que se desató a fines de 2001 y que desembocó en la salida del sistema de convertibilidad y la devalución de la moneda local.

Después de haber tocado la campana en el recinto de la bolsa neoyorkina, Kirchner estuvo reunido con directivos, ejecutivos y analistas de las empresas Exxon, Cargill, a Barrick Gold, Deutsche Bank y Occidental Petroleum, entre otras compañías que asistieron al encuentro con el mandatario argentino.

El ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, dijo a la prensa tras la reunión que Kirchner explicó a los empresarios que Argentina lleva adelante una "política económica heterodoxa, pero dentro de los cánones de la economía clásica" y les aseguró que su gobierno "no seguirá recetas que lo perjudiquen".

De Vido calificó el encuentro como "muy bueno" y agregó que el presidente argentino criticó a los organismos financieros internacionales, según dijo el cónsul de Argentina en Nueva York, Héctor Timermann, que también participó en el desayuno.

"Me llaman heterodoxo, pragmático, pero pudimos salir del default (la suspensión de pagos) y reconstruir la estabilidad y la credibilidad y no fue tarea fácil", dijo Kirchner a los empresarios, según Timermann comentó a los periodistas.

Kirchner también agradeció la invitación para participar en la apertura de las operaciones y aseguró que que Argentina "volvió a tener en el mundo un lugar que nunca debió haber abandonado". El peronista Carlos Menem había sido el último presidente argentino en participar de esa tradicional ceremonia.

Además de De Vido y Timermann, asistieron al desayuno el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, y la ministra de Economía, Felisa Miceli, que ayer se sumó a la comitiva argentina tras su viaje a Singapur para participar en la asamblea del FMI y el Banco Mundial.