Publicado 18/11/2020 08:06CET

ONU.- La ONU libera más de 84 millones de euros de fondos de emergencia para prevenir la hambruna en siete países

La hambruna fue declarada por última vez en 2017 en algunas partes de Sudán del Sur.
La hambruna fue declarada por última vez en 2017 en algunas partes de Sudán del Sur. - 2017 GETTY IMAGES / DAN KITWOOD - Archivo

MADRID, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

El jefe de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas, Mark Lowcock, ha anunciado este martes la liberación de 100 millones de dólares (más de 84 millones de euros) de fondos de emergencia para evitar el riesgo de hambruna en siete de los países que corren más riesgo de sufrir "una epidemia de hambre alimentada por los conflictos, el declive económico, el cambio climático y la pandemia de la COVID-19".

Los países a los que se destinarán estos fondos serán Afganistán, Burkina Faso, República Democrática del Congo, Nigeria, Sudán del Sur y Yemen, que recibirá el mayor tramo, con 30 millones de dólares (más de 25 millones de euros).

Del total de fondos liberados, se han reservado otros 20 millones de dólares (unos 16,8 millones de dólares) para Etiopía, donde "las sequías podrían empeorar una situación ya frágil de por si".

Tras la crisis sanitaria, volver a una realidad "en la que las hambrunas son habituales" sería algo "desgarrador y obsceno", considerando que vivimos en un mundo "en el que hay alimentos más que suficientes para todos", ha remarcado Lowcock.

"Las hambrunas provocan muertes agonizantes y humillantes. Alimentan los conflictos y las guerras. Provocan desplazamientos masivos. Sus repercusiones en un país son devastadoras y duraderas", ha denunciado el alto funcionario.

Nadie debería considerar que la hambruna es "un efecto secundario inevitable de esta pandemia", ha enfatizado, "si ocurre es porque el mundo ha permitido que ocurra".

La hambruna fue declarada por última vez en 2017 en algunas partes de Sudán del Sur, y Naciones Unidas ha considerado que la liberación el dinero del Fondo Central de Respuesta a Emergencias (CERF, por sus siglas en inglés) ha sido la forma "más rápida y eficiente" de prevenir que se vuelva a declarar, especialmente en los siete países a los que irá destinado, que son los que mayor riesgo corren.

"Necesitamos afinar nuestro enfoque y aumentar nuestros esfuerzos para evitar icebergs, como la hambruna, la inanición, la desestabilización y la migración", ha considerado, por su parte, el director del Programa Mundial de Alimentos, David Beasley, a través de su cuenta de Twitter.

Ambos funcionarios habían considerado en un artículo firmado a cuatro manos y publicado en el 'Times' que el mayor éxito de la humanidad había sido relegar la hambruna a una cuestión del pasado, aunque los impactos de la pandemia han puesto en riesgo este logro.

"Cuando más de un cuarto de millón de personas se tambalean en el borde de un acantilado, no es momento de mirar hacia otro lado, y mucho menos de alejarse", han precisado Lowcock y Beasley.

Contador