ONU.- La ONU pide a Centroamérica reforzarse contra los desastres naturales, ya que 2006 será igual o peor que 2005

Actualizado 03/03/2006 20:03:22 CET

GUATEMALA, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

El secretario general adjunto de Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios, Jan Egeland, pidió hoy a Centroamérica trabajar para reducir riesgos y fortalecer los mecanismos de respuesta ante catástrofes naturales, alertando de que este año será igual o peor que 2005, cuando se registraron 27 tormentas, 15 de ellas huracanes.

Así lo manifestó Egeland, quien participó hoy en Guatemala en una reunión centroamericana sobre prevención de desastres, donde destacó que los países de la región están ahora mejor preparados para enfrentar los fenómenos climáticos, pero advirtió de que todavía queda mucho por hacer.

Egeland instó a Centroamérica a trabajar para la reducción de riesgos y para fortalecer los preparativos para la respuesta. "Tenemos que mejorar el sistema de alerta temprana, preparar los albergues, enseñar a los estudiantes, evacuar a la gente a tiempo. Tenemos que avanzar mucho en el trabajo con los municipios y las comunidades para hacerlos más fuertes", indicó, según la agencia Prensa Latina.

Según Egeland, son más de 1.000 los proyectos que se pueden emprender y consideró que, si países como Cuba y Jamaica los aplican, los demás también lo pueden hacer. "El mismo huracán que podría no cobrar vidas en Cuba, podría matar masivamente en Haití, el país más vulnerable de la región", apuntó.

Destacó en este sentido la experiencia de Cuba en el enfrentamiento a los desastres naturales. "Cuba es una de las mejor preparadas para enfrentar estos fenómenos porque sabe exactamente qué hacer en las zonas de mayor riesgo", dijo.

En los últimos 30 años los desastres naturales han causado en América Central y el Caribe un promedio anual de 3.500 víctimas mortales y un millón de damnificados, según informó Egeland.

El secretario general adjunto de la ONU para Asuntos Humanitarios recorre hoy áreas de Guatemala afectadas por la tormenta 'Stan', la cual dejó en el país 1.500 muertos, tres millones de damnificados y pérdidas equivalentes a 3,4 por ciento del Producto Interno Bruto.

La ONU y el Centro de Coordinación para la Prevención de Desastres en Centroamérica acordaron impulsar un plan para preparar a la región de cara a la temporada ciclónica de 2006.