Publicado 05/02/2021 13:52CET

La ONU pide "acelerar los esfuerzos" para aplicar el acuerdo de paz y celebrar elecciones en Sudán del Sur

Salva Kiir y Riek Machar se reúnen en presencia de Mohamed Hamdan Dagalo
Salva Kiir y Riek Machar se reúnen en presencia de Mohamed Hamdan Dagalo - PRESIDENCIA DE SUDÁN DEL SUR - Archivo

MADRID, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

Naciones Unidas ha reclamado este jueves a las partes firmantes del acuerdo de paz de 2018 en Sudán del Sur que "aceleren los esfuerzos" para unificar las fuerzas de seguridad y poner en pie el nuevo Parlamento de cara a la celebración de las próximas elecciones.

El representante especial de la Secretaría General de la ONU en Sudán del Sur, David Shearer, ha aplaudido el anuncio sobre un incremento de estos esfuerzos, pero ha resaltado que "la acción debe seguir a estas buenas intenciones".

En este sentido, ha reconocido los avances obtenidos desde la firma del acuerdo, incluida la formación del Gobierno de unidad y el nombramiento de los gobernadores provinciales, si bien ha lamentado que la aplicación del pacto ha sido muy lenta.

"Esto ha incrementado las dudas y las frustraciones. También ha generado oportunidades para que los saboteadores explotaran las tensiones locales", ha manifestado. "Nuestro temor es que el lento ritmo de la reforma (...) se deteriore mientras los actores nacionales interfieren y alimentan la violencia a nivel local", ha agregado.

Así, ha hecho hincapié en el repunte de los enfrentamientos intercomunitarios durante los últimos meses en varios estados del centro del país y ha aplaudido la apertura de una conferencia en Jonglei para abordar las causas subyacentes de estas tensiones.

Shearer ha desvelado además que la ONU "está analizando priorizar el apoyo técnico para la reforma del sector de seguridad y ha aumentado los contactos con la Policía para fomentar su capacidad de evitar y responder al crimen".

"Una Policía más profesional y un apoyo asociado para el aparato de justicia será muy beneficioso a la hora de reducir el crimen y poner fin a la impunidad, especialmente con los responsables de crímenes sexuales", ha dicho.

Por último, Shearer ha argüido que una aceleración de la aplicación del acuerdo de paz animará a los desplazados a volver a sus viviendas, permitirá a los sursudaneses reconstruir sus vidas y sentará las bases para unas elecciones libres y justas.

La Presidencia de Sudán del Sur anunció a principios de enero que las partes firmantes del acuerdo de paz habían acordado extender una vez más el periodo de transición, en esta ocasión hasta 2023, para dar margen a la aplicación de las cláusulas del pacto, que han sufrido retrasos en algunos de sus puntos más importantes.

Hasta la fecha se han pactado otras dos extensiones del periodo de transición, la primera de ellas anunciada en mayo de 2019 por un periodo de seis meses, después de que el antiguo líder rebelde y actual vicepresidente primero del país, Riek Machar, pidiera tiempo para aplicar algunas cláusulas relativas a la seguridad.

El Gobierno de unidad en Sudán del Sur echó a andar tras la materialización del acuerdo de paz firmado en 2018 por el presidente, Salva Kiir, y Machar, quien fue nombrado nuevamente para el cargo que ocupaba antes de la guerra civil. Entre los principales puntos pendientes figuran la unificación de las fuerzas de seguridad y la reconstitución del Parlamento, organismo que estará a cargo de poner en marcha las reformas acordadas en 2018 entre las partes.

NUEVOS ENFRENTAMIENTOS INTERCOMUNITARIOS

Por otra parte, al menos ocho personas murieron y otras catorce resultaron heridas a principios de esta semana en nuevos enfrentamientos intercomunitarios en el ahora disuelto estado de Tonj, en el centro del país, según han confirmado este viernes las autoridades sursudanesas.

Los combates estallaron entre comunidades luachjang, en Tonj Oriental, y lou, en Tonj Norte, según Angelo Dut, quien fuera el director ejecutivo del antiguo condado de Lou Paher. Así, ha achacado los incidentes a las actividades de pastoreo y las venganzas.

Ante esta situación, Kiir dio orden a principios de enero a las fuerzas de seguridad para intervenir ante el incremento de los enfrentamientos intercomunitarios y los ataques en distintos puntos del país africano. Asimismo, el presidente pidió a finales de diciembre el fin de estos incidentes para restaurar la paz en el país.

Estos enfrentamientos suelen estar motivados por los intentos de robo de ganado y las disputas entre pastores y agricultores en las zonas más fértiles del país, especialmente a causa del aumento de la desertificación y el desplazamiento de poblaciones.

Sin embargo, uno de los motivos que han sido achacados a esta situación es la tardanza a la hora de nombrar a los gobernadores de los estados, uno de los puntos clave del acuerdo de paz de 2018, lo que ha provocado vacíos de poder y de seguridad en importantes zonas del país.