Publicado 30/12/2020 07:58CET

ONU.- Reclaman al Gobierno de Uganda que cese en la persecución y detención de sus opositores políticos

El líder opositor ugandés Robert Kyagulanyi, también conocido como 'Bobi Wine', junto a sus seguidores.
El líder opositor ugandés Robert Kyagulanyi, también conocido como 'Bobi Wine', junto a sus seguidores. - SALLY HAYDEN / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de expertos independientes de Derechos Humanos de Naciones Unidas ha reclamado al Gobierno de Uganda que cese en su compaña de persecución, detenciones y acoso judicial contra sus opositores políticos, y líderes de la sociedad civil y defensores de derechos.

"Estamos profundamente preocupados por la violencia relacionada con las elecciones, el uso excesivo de la fuerza por parte del personal de seguridad, así como la creciente represión contra manifestantes pacíficos, líderes políticos y de la sociedad civil y defensores de los Derechos Humanos", ha denunciado el grupo en una carta publicada a través de la Oficina del Alto Comisionado de DDHH de la ONU.

El texto ha hecho referencia a las últimas noticias aparecidas en los medios de comunicación con respecto a este clima de violencia y persecución contra dirigentes políticos opositores y de la ciudad civil, como las heridas sufridas por tres periodistas este fin de semana tras recibir los impactos de botes de gas lacrimógeno lanzados por las fuerzas del orden.

A su vez, se han hecho eco también de las denuncias del principal líder de la oposición, Robert Kyagulanyi, también conocido como 'Bobi Wine', quien repudió el atropello mortal por parte de un camión del Ejército del que fue víctima uno de sus guardaespaldas.

Las preocupaciones mostradas por el grupo de expertos se producen a dos semanas de las elecciones presidenciales del 14 de enero y en medio de la violencia que se ha registrado durante las últimas manifestaciones.

En ese sentido, han condenado que el Gobierno de Uganda, amparándose en las medidas para evitar la propagación del coronavirus en el país decretadas en junio, haya "reducido de manera gradual el espacio cívico", además de haber "abusado de las restricciones relacionadas con la salud para frenar la disidencia en el país antes de las elecciones del 14 de enero".

"Una y otra vez hemos enfatizado que la lucha contra la pandemia de la COVID-19 no debe usarse como pretexto para vulnerar las libertades fundamentales", han remarcado el grupo, que insiste en que "la lucha contra el terrorismo nunca debe utilizarse como justificación para socavar a las asociaciones o obstaculizar su legítimo trabajo".

Por ello, el grupo ha pedido a las autoridades que retiren todos los cargos contra los detenidos durante el periodo de campaña electoral y a poner fin de inmediato las intimidaciones judiciales que sufren, entre otros, periodistas, partidos políticos, manifestantes pacíficos, o líderes de la sociedad civil.

Es el caso del destacado defensor de los Derechos Humanos, Nicholas Opiyo, arrestado el 23 de diciembre de 2020 junto a otras cuatro personas, acusado de "blanqueo de dinero".

Opiyo, detalla el escrito, "participó en la defensa de cuatro ONG cuyos activos fueron congelados el 12 de diciembre por el Gobierno al ser acusadas de financiar acciones terroristas, y se manifestó en contra de la brutalidad ejercida por las fuerzas de seguridad del Estado en el contexto electoral".

Esta tendencia represiva, continúa, también ha ido dirigida hacia los líderes de la oposición. El 18 de noviembre, 'Bobi Wine', el principal candidato para sacar de la Presidencia al longevo Yoweri Museveni --en el poder desde 1986-- fue arrestado a principios de diciembre con el pretexto de las restricciones contra el coronavirus, lo que desencadenó una ola de protestas por todo el país que se saldó con al menos 50 muertos.

"Aunque puesto en libertad, nos preocupa que corra el riesgo de ser procesado en virtud de la sección 171 del Código Penal, por acto negligente que puede causar la propagación de una enfermedad infecciosa", han puesto de relieve los expertos.

"Advertimos sobre el impacto de las acciones de la Policía y el sistema judicial, que pueden tener un efecto paralizador sobre la disidencia y el espacio cívico en el período previo a las elecciones. La represión puede, a su vez, infundir miedo generalizado y desalentar una campaña abierta y transparente, así como elecciones libres y justas", han alertado.

Contador