Publicado 30/06/2020 17:27:08 +02:00CET

La ONU responsabiliza al Ejército de Afganistán del ataque con morteros contra un mercado en el sur del país

Afganistán.- La ONU responsabiliza al Ejército de Afganistán del ataque con mort
Afganistán.- La ONU responsabiliza al Ejército de Afganistán del ataque con mort - GETTY IMAGES / PAULA BRONSTEIN - Archivo

MADRID, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

Naciones Unidas ha responsabilizado este martes al Ejército de Afganistán de la muerte de al menos 25 civiles el lunes por el impacto de varios proyectiles contra un mercado de animales en la provincia de Helmand, en el sur del país.

La Misión de Asistencia de Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA) ha indicado a través de su cuenta en la red social Twitter que sus "investigaciones imparciales" apuntan a que fue el Ejército el responsable del incidente en la localidad de Sangin.

"Múltiples fuentes creíbles apuntan que el Ejército Nacional de Afganistán disparó morteros letales en respuesta a disparos por parte de los talibán, errando en su objetivo", ha manifestado, antes de pedir a ambas partes que "pongan fin a los combates en zonas pobladas por civiles".

Así, ha recordado que "estos incidentes por fuego indirecto en los enfrentamientos causan miles de víctimas civiles cada año" y ha manifestado que "decenas murieron y resultaron heridos en el incidente del lunes, incluidos niños".

La UNAMA ha pedido además al Gobierno afgano que establezca un equipo de investigación para analizar lo sucedido, al tiempo que ha mostrado su disposición a "ayudar a todas las partes, a las víctimas y a sus familias a la hora de esclarecer los hechos".

La oficina del gobernador provincial, Mohamad Yasin, señaló el lunes que los talibán habían atacado el mercado, tras lo que se produjo la explosión de un coche bomba en un lugar cercano situado entre viviendas en el que se fabricaban explosivos y cohetes en colaboración "con terroristas extranjeros".

Sin embargo, Yusuf Ahmadi, portavoz de los talibán afganos, dijo que las víctimas mortales habían sido causadas por un bombardeo de las fuerzas gubernamentales afganas, una acusación que han rechazado las autoridades de Kabul.

Por su parte, el presidente del país, Asraf Ghani, condenó el "ataque bárbaro e inhumano" y denunció que iba en contra de "los valores islámicos". Además, hizo un nuevo llamamiento a los talibán para que "renuncien a la guerra y la violencia" y acepten entablar negociaciones.

Contador