Publicado 04/11/2020 12:49CET

La ONU, la UA y la CEDEAO piden a la oposición marfileña que retire su anuncio sobre un Consejo Nacional de Transición

Recuento de votos tras las elecciones presidenciales en Costa de Marfil
Recuento de votos tras las elecciones presidenciales en Costa de Marfil - YVAN SONH / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

Naciones Unidas, la Unión Africana (UA) y la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) han reclamado a lalos principales candidatos opositores de Costa de Marfil que retiren su anuncio sobre la creación de un Consejo Nacional de Transición y que den prioridad "a la vía del diálogo", en medio de una grave crisis política a raíz de las últimas elecciones, en las que el presidente, Alassane Ouattara, ha obtenido un polémico tercer mandato.

Estas tres organizaciones han publicado un comunicado conjunto en el que "reclaman a los que han realizado el llamamiento (a la creación de un Consejo Nacional de Transición) a dar marcha atrás en su decisión, respetar el orden constitucional y primar la vía del diálogo para resolver las diferencias".

Asimismo, han solicitado "a todas las partes" que "se abstengan de declaraciones que puedan envenenar una situación política ya muy tensa" y que "mantengan una mayor contención para preservar vidas humanas".

En esta misma línea, han exigido a "actores políticos, sociedad civil y todos los marfileños" que "actúen para preservar la paz, la estabilidad y la cohesión social en Costa de Marfil", al tiempo que han mostrado su disponibilidad para "crear las condiciones de un diálogo político para encontrar una solución pacífica a la crisis actual".

Durante la jornada del martes, el secretario general de la ONU, António Guterres, dijo haber "tomado nota" del anuncio de los resultados y condenó "firmemente" la violencia "antes, durante y después" de las elecciones, según señaló su portavoz, Stéphane Dujarric.

Asimismo, pidió a todos los actores políticos que "respeten el orden constitucional y se ciñan al Estado de Derecho", al tiempo que abogó por un "diálogo significativo e inclusivo" entre el presidente y los líderes opositores "para lograr un camino de salida a las crisis, trabajando juntos hacia un consenso y la cohesión nacional".

Guterres reiteró además "la disposición de la ONU para apoyar este diálogo con el objetivo de preservar la estabilidad y promover la reconciliación nacional en todo el país".

Por su parte, la Embajada de Estados Unidos en el país africano ha pedido a los líderes del país que "muestren compromiso con el proceso democrático y el Estado de Derecho" y que "participen en un diálogo inclusivo para encontrar soluciones pacíficas a las diferencias y curar las divisiones nacionales".

"Las disputas relativas a las elecciones presidenciales deben ser resueltas de forma pacífica y transparentes a través de los procesos legales", ha dicho, al tiempo que ha hecho hincapié en que apoya el llamamiento de la misión de observación electoral de la UA a favor de un diálogo "para preservar la cohesión social" y "dar los pasos necesarios para garantizar la inclusión para crear un clima de confianza capaz de garantizar la paz y la estabilidad".

Asimismo, ha condenado la violencia durante el periodo electoral y ha pedido a las autoridades que "investiguen todos los incidentes de violencia y hagan rendir cuentas a los responsables", según un comunicado publicado a través de su cuenta oficial en la red social Twitter.

RECHAZO OPOSITOR

Los llamamientos han llegado un día después de que la comisión electoral anunciara la victoria de Ouattara en las elecciones con un 94,27 por ciento de los votos, tras el llamamiento al boicot activo de los dos principales candidatos opositores, el expresidente Henri Konan Bédié y el ex primer ministro Pascal Affi N'Guessan.

Sin embargo, tanto Konan Bédié como Affi N'Guessan han dejado claro desde el sábado que no aceptará el resultado de las elecciones, que considera ilegales habida cuenta de que la Constitución del país solo permite dos mandatos presidenciales, que Ouattara ya habría agotado. Sin embargo, el presidente se ha amparado en que la Carta Magna ha sido enmendada durante su mandato para poner a cero su contador.

Así las cosas, la oposición anunció a última hora del lunes la creación de un Consejo Nacional de Transición. En rueda de prensa, Affi N'Guessan, que ejerce como portavoz de los principales grupos opositores, explicó que este organismo estará liderado por Konan Bédié, antes de agregar que tendrá entre sus funciones "preparar unas elecciones presidenciales justas y transparentes" y "poner en marcha en las próximas horas un Gobierno de transición".

En respuesta, el Gobierno marfileño criticó el martes con dureza el anuncio y ha acusado a la oposición de "atentado y complot contra la autoridad del Estado y la integridad del territorio nacional", motivo por el que ha pedido a las autoridades judiciales que tomen medidas contra los responsables.

Las tensiones en el país, al alza por la candidatura de Ouattara y la eliminación de los nombres del expresidente Laurent Gbagbo y el ex primer ministro y antiguo presidente del Parlamento Guillaume Soro de los aspirantes a la Presidencia, han dejado alrededor de 30 muertos hasta el momento.

Muchos marfileños temen que otra polémica electoral pueda conducir a una nueva oleada de violencia como la que sacudió el país entre 2010 y 2011, cuando Gbagbo se negó a reconocer la victoria de Ouattara, que remachó una década turbulenta en la que Costa de Marfil tiró por tierra años de avance próspero y estable.

Contador