Publicado 07/10/2021 18:38CET

El Open Arms vuelve al Mediterráneo central tras 5 meses de "bloqueo administrativo" y reparaciones

El Open Arms vuelve al Mediterráneo central tras 5 meses de "bloqueo administrativo" y reparaciones
El Open Arms vuelve al Mediterráneo central tras 5 meses de "bloqueo administrativo" y reparaciones - OPEN ARMS

BARCELONA, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

El buque Open Arms de la ONG homónima ha vuelto a zarpar desde el puerto de Burriana (Castellón) hacia el Mediterráneo central tras más cinco meses, "debido en primera instancia al bloqueo administrativo por parte de las autoridades italianas y el posterior tiempo necesario dedicado a reparaciones y mantenimiento anual obligatorio", ha informado Open Arms en un comunicado.

La ONG ha explicado que el Open Arms llegará en los próximos días a las aguas internacionales del Mediterráneo central donde, según datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) recogidos por la entidad, han muerto ahogadas más de 1.300 personas este año en lo que, a su juicio, es la ruta migratoria más peligrosa del mundo con 20.000 muertos desde 2014.

Para Open Arms, esta zona se ha convertido, en sus palabras, en "una fosa común" que se cobra "vidas inocentes a diario" y han defendido que vuelven allí para proteger las vidas de los más vulnerables.

"Salvar vidas es nuestra misión, nuestro compromiso y nuestra obligación, como lo es para cualquier embarcación o persona que se cruce con personas en peligro en el mar", y han añadido que así lo estipula la Ley del mar y los convenios internacionales.

Desde Open Arms han criticado que las aguas internacionales del Mediterráneo central se han convertido desde hace tiempo en tierra de nadie, bajo su parecer, y han afeado que no exista coordinación europea o un activo naval gubernamental para "garantizar la seguridad de quienes están a la deriva y necesitan ayuda".

También han alertado de que la actividad de las 'milicias armadas' libias no ha cesado y han acusado a los países europeos de formarlas y financiarlas "para tener lejos de sus fronteras a las personas que quieren huir del infierno de Libia".

Contador