Publicado 02/11/2020 23:05CET

La oposición crea un Consejo Nacional de Transición para organizar unas elecciones "justas" en Costa de Marfil

Elecciones en Costa de Marfil
Elecciones en Costa de Marfil - YVAN SONH / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

Apuntan a una "vacante" en la Presidencia tras la "parodia de elecciones"

Alertan de que el mantenimiento de Ouattara como jefe de Estado supone un riesgo de guerra civil"

MADRID, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

La oposición de Costa de Marfil ha anunciado este lunes la creación de un Consejo Nacional de Transición de cara a la formación de un Gobierno de transición, después de boicotear las presidenciales celebradas el sábado en el país, en las que el presidente, Alassane Ouattara, buscó un polémico tercer mandato.

El ex primer ministro Pascal Affi N'Guessan ha señalado en rueda de prensa, ejerciendo como portavoz de los principales grupos opositores, que este organismo estará liderado por el expresidente Henri Konan Bédié, antes de agregar que tendrá entre sus funciones "preparar unas elecciones presidenciales justas y transparentes" y "poner en marcha en las próximas horas un Gobierno de transición".

Así, ha argumentado que la decisión ha sido adoptada "tras la parodia de elecciones" del 31 de octubre y tras constatar que, a raíz de la misma, "hay una vacante en la Presidencia en Costa de Marfil".

"El pueblo de Costa de Marfil, en su mayoría, ha seguido el llamamiento a la desobediencia civil", ha dicho, antes de destacar que ha habido un "seguimiento relativo" al boicot convocado por Bédié y el propio Affi N'Guessan ante lo que consideran una candidatura anticonstitucional de Ouattara.

En este sentido, ha alertado de que "el mantenimiento de Ouattara como jefe de Estado supone un riesgo de guerra civil" y ha hecho un llamamiento a la "reconciliación nacional", antes de felicitar a la población por su "victoria" ante los intentos del presidente de obtener un tercer mandato.

Affi N'Guessan ha hecho hincapié en que "más del 90 por ciento" de la población del país africano "rechaza la candidatura ilegal y anticonstitucional" de Ouattara y ha cargado contra la "ilegal" comisión electoral, de la que ha dicho que tiene "carácter partidista".

Por último, el portavoz de la oposición marfileña ha destacado que ambos candidatos "mantienen el llamamiento a la desobediencia civil" y ha hecho hincapié en que la población "siga movilizada hasta la victoria final".

PRIMEROS RESULTADOS OFICIALES

Las palabras de Affi N'Guessan han llegado un día después de que los primeros resultados oficiales apuntaran a una aplastante victoria de Ouattara ante el boicot de los dos principales candidatos opositores. El presidente habría obtenido cerca del 90 por ciento de los votos.

En total, cuatro candidatos concurrían a estas elecciones, polémicas por tratarse de las terceras para Ouattara pese a que la Constitución solo permite dos mandatos presidenciales. Sin embargo, Bedié y Affi N'Guessan, del Frente Popular Marfileño (FPI) --el partido del expresidente Laurent Gbagbo--, habían optado por boicotear la cita con las urnas.

El propio Affi N'Guessan anunció el domingo que la oposición no reconoce los comicios e hizo un llamamiento a la "movilización general" contra el "dictador" Ouattara para forzar una "transición civil" con el fin de "crear las condiciones para una elección presidencial justa y transparente".

Affi N'Guessan ya denunció el sábado que las elecciones eran una "farsa". Además informó de la muerte de al menos doce personas en diferentes enfrentamientos ocurridos por todo el territorio. De momento, las fuerzas de seguridad y los organismos oficiales han informado de cinco muertos durante la jornada electoral.

ADVERTENCIA DEL PARTIDO GOBERNANTE

Entretanto, desde el partido gobernante, la Agrupación de Houphouetistas por la Democracia y la Paz (RHDP), han arremetido contra la actuación de la oposición y en particular contra los "actos inconstitucionales" de algunos de sus líderes por las declaraciones realizadas en los últimos días.

"La RHDP advierte a Pascal Affi N'Guessan y a la oposición contra toda tentativa de desestabilización de Costa de Marfil tras las elecciones presidenciales que han transcurrido bien, pese a las trabas de los jóvenes instrumentalizados para impedir que la población cumpliera con su deber ciudadano", señaló el domingo el director ejecutivo del partido gobernante, Adama Bictogo.

Asimismo, pidió al Gobierno que actúe para que "los marfileños no se vean perturbados en su quietud por este comportamiento irresponsable de los actores políticos" liderados por N'Guessan y Simone Gbagbo, esposa del expresidente, entre otros.

Además, según informan los medios locales, lamentó los muertos provocados por "los agresores de la oposición" bajo las órdenes de "diferentes actores", entre los que volvió a citar al candidato del FPI y a la mujer del expresidente Gbabgo.

En lo que se refiere a la petición de una transición civil, Bictogo sostuvo que "Affi N'Guessan y Simone Gbagbo no tienen ninguna competencia para demandar una transición". "Son simples ciudadanos", subrayó el responsable del partido gobernante.

AUMENTO DE LAS TENSIONES

Ouattara, quien llegó al poder tras las elecciones de 2010, que derivaron en una grave crisis que dejó cerca de 3.000 muertos después de que el entonces presidente, Laurent Gbagbo, se negara a reconocer su derrota, había prometido desde su reelección en 2015 que no se presentaría nuevamente y entregaría el mando "a una nueva generación".

El presidente dio un esperado discurso en marzo ante el Parlamento para descartar su candidatura citando la importancia de "respetar los compromisos" que había adoptado, si bien finalmente dio marcha atrás a raíz de la repentina muerte en julio del primer ministro y candidato gubernamental, Amadou Gon Coulibaly.

La decisión de Ouattara, así como la eliminación de las candidaturas de importantes opositores como Gbagbo y el ex primer ministro y antiguo presidente del Parlamento Guillaume Soro, han elevado las tensiones en el país, lo que desencadenó unos enfrentamientos antes de la votación que dejaron cerca de 30 muertos.

En este sentido, la fiscal jefe del TPI, Fatou Bensouda, destacó la semana pasada que la violencia desatada tras las elecciones de 2010 "no debe repetirse". Muchos marfileños temen que otra polémica electoral pueda conducir a una nueva oleada de violencia en el país africano.