Publicado 13/08/2020 22:10:02 +02:00CET

La oposición denuncia dos muertos en protestas contra la candidatura de Ouattara a un tercer mandato en Costa de Marfil

C.Marfil.- La oposición denuncia dos muertos en protestas contra la candidatura
C.Marfil.- La oposición denuncia dos muertos en protestas contra la candidatura - picture alliance / dpa - Archivo

MADRID, 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

El expresidente de Costa de Marfil y candidato opositor a la Presidencia Henri Konan Bedié ha denunciado este jueves la muerte de dos personas a causa de la represión de las protestas contra la candidatura del actual mandatario, Alassane Ouattara, a un tercer mandato en las elecciones previstas para octubre.

Bedié ha criticado a través de un comunicado "una oleada de represión" y "agresiones brutales" contra "jóvenes demócratas marfileños" durante las protestas que se suceden desde el miércoles en el país.

"Condeno, con firmeza y determinación, estas agresiones que han dejado dos muertos, heridos graves y la destrucción de bienes públicos y privados", ha manifestado, al tiempo que ha señalado que las fuerzas de seguridad han llevado a cabo "arrestos arbitrarios".

Por ello, ha pedido a Ouattara y al Ejército que "cesen estas agresiones y garanticen la protección de los bienes y las personas desesosas de expresar libremente su expresión sobre asuntos que afectan a la marcha de la nación".

Bedié ha resaltado además que "un tercer mandato está prohibido por el artículo 55 de la Constitución, que indica que el presidente de la República es elegido para un mandato de cinco años y que sólo puede ser elegido una vez más".

Las protestas han tenido lugar a pesar de que el Gobierno había prohibido las movilizaciones argumentando que no se habían seguido "los procedimientos apropiados" para las convocatorias, tal y como ha recogido el diario marfileño 'Fraternité Matin'.

Ouattara dio marcha atrás el 6 de agosto y anunció que buscará un tercer mandato al frente del país, después del repentino fallecimiento en julio del primer ministro y candidato gubernamental, Amadou Gon Coulibaly.

Así, manifestó en un mensaje a la nación que se presentará como candidato "ante un caso de fuerza y por deber ciudadano", después de que su formación, la Agrupación de Houphouetistas por la Democracia y la Paz (RHDP), le pidiera que aceptara la nominación a raíz de la muerte de Gon Coulibaly.

El presidente marfileño defendió que "teniendo en cuenta la importancia" que da a sus "compromisos" y a "la palabra dada", la decisión de concurrir a las urnas "representa un verdadero sacrificio" para él. "Lo asumo plenamente, por amor a mi país", zanjó.

El fallecimiento de Gon Coulibaly tuvo lugar en un momento delicado, a falta de pocos meses para las elecciones. Los partidos de los expresidentes Laurent Gbagbo y Bédié, principales rivales de Ouattara, anunciaron en mayo que aunaban esfuerzos de cara a la cita con las urnas.

De hecho, Bédié, de 86 años, fue designado como candidato del opositor Partido Democrático de Costa de Marfil (PDCI) de cara a las presidenciales, mientras que el Frente Popular Marfileño (FPI) de Ggagbo ha nombrado a su líder, Pascal Affi N'Guessan, como candidato a la Presidencia.

Muchos marfileños temen que otra polémica electoral pueda conducir a una nueva oleada de violencia como la registrada tras los comicios de 2010, cuando Gbagbo se negó a reconocer la victoria de Ouattara, que remachó una década turbulenta en la que Costa de Marfil tiró por tierra años de avance próspero y estable.