Publicado 08/02/2021 09:26CET

La oposición dice que dejará de reconocer al presidente y aboga por crear un Consejo Nacional de Transición en Somalia

El presidente de Somalia, Mohamed Abdullahi Mohamed  'Farmajo'
El presidente de Somalia, Mohamed Abdullahi Mohamed 'Farmajo' - 2019 GETTY IMAGES / RICCARDO SAVI - Archivo

El mandato de 'Farmajo' concluye este lunes sin que se hayan celebrado elecciones en el país

MADRID, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los candidatos opositores a la Presidencia de Somalia han anunciado este lunes que dejarán de reconocer al actual mandatario, Mohamed Abdulahi Mohamed, cuyo mandato concluye durante la jornada, y han apostado por crear un organismo encargado de la preparación de las próximas elecciones, en medio de una grave crisis por los retrasos en la celebración de los comicios y la falta de acuerdo en las reuniones de última hora celebradas la semana pasada.

El consejo que aglutina a los candidatos opositores ha señalado en un comunicado que la Constitución recoge que el mandato presidencial es de cuatro años y han cargado contra el jefe de Estado, conocido popularmente como 'Farmajo', por los retrasos en la celebración de los comicios, que amenazan ahora con derivar en una crisis constitucional.

Así, han indicado que el presidente "no aplicó el acuerdo del 17 de septiembre de 2020 --alcanzado para regir la organización de las elecciones-- y, al mismo tiempo, ha impedido la resolución de las preocupaciones en torno a la aplicación del acuerdo".

Los opositores han acusado a 'Farmajo' de buscar una prórroga de su mandato a través de la ausencia de elecciones y la extensión del mismo hasta la celebración de las mismas y han reiterado que "a partir del 8 de febrero, no se reconocerá a Mohamed Abdulahi Mohamed como presidente de Somalia".

En este sentido, han resaltado que "se oponen a la extensión del mandato y a los retrasos en las elecciones" y han propuesto y han propuesto la creación de un Consejo Nacional de Transición integrado por los presidentes de las cámaras del Parlamento, los presidentes de las regiones y miembros de la sociedad civil para abordar la situación.

Los opositores han argumentado que este organismo tendría entre sus tareas "publicar lo antes posible un calendario electoral" y han reclamado a 'Farmajo' que reconozca el fin de su mandato y entregue el poder de forma "responsable" y "pacífica".

Por otra parte, ha hecho un llamamiento a las instituciones del país, incluido el Ejército, a respetar la Constitución y que dejen de "aceptar órdenes" de personas "cuyo mandato constitucional ha terminado".

"Las instituciones deben ser honestas con el sistema constitucional, la buena gobernanza y el interés nacional", han agregado, antes de solicitar igualmente a la clase política, la población y la comunidad internacional que apoyen esta vía para poner fin a la crisis política en el país africano.

El comunicado ha sido publicado un día después de que el presidente del Parlamento de Somalia, Mohamed Mursal, descartara la opción de prolongar el mandato de 'Farmajo', quien ha expresado su deseo de seguir gobernando para evitar un vacío de poder que pudiera abocar al país definitivamente al caos.

CRÍTICAS A VARIAS REGIONES Y A KENIA

El presidente somalí culpó a los líderes de las regiones de Jubalandia y Puntlandia por el aplazamiento electoral, mientras que su ministro de Información, Osman Dubbe, acusó a los mandatarios de ambas regiones de someterse a la influencia de la vecina Kenia. Somalia y Kenia rompieron sus relaciones diplomáticas el año pasado después de que Mogadiscio acusara a Nairobi de entrometerse en asuntos soberanos.

El principal señalado por tal influencia, el líder de Jubalandia, Ahmed Madobe, canceló una rueda de prensa prevista para el viernes después de que la comunidad internacional le avisara de que en modo alguno debería salir de la sala de negociaciones sin un acuerdo.

Finalmente, 'Farmajo' aseguró el jueves en una comparecencia ante el Parlamento que había desempeñado satisfactoriamente su papel, pero que Puntlandia, Jubalandia y "potencias extranjeras" le impidieron desarrollar su labor, sin dar más detalles.

La polémica estalló por el rechazo de los opositores a los trabajos del organismo establecido para organizar las elecciones debido a su composición, al entender que está formado por designados políticos, agentes de Inteligencia y "amigos" del presidente, motivo que les llevó a anunciar su intención de crear una "comisión nacional electoral de salvación" paralela.

En este sentido, los opositores, entre los que figuran algunos antiguos presidentes y primeros ministros del país, defendieron recientemente que el jefe de los servicios de Inteligencia, Fahad Yasín Hadi Dahir, "debería dimitir, ya que es el jefe de la campaña electoral del presidente saliente", para garantizar la imparcialidad" del organismo.

Así las cosas, el representante especial de la ONU en Somalia, James Swan, aventuró hace pocos días la imposibilidad de celebrar unos comicios en un país desolado por el caos político y la violencia yihadista del grupo Al Shabaab hasta el punto de que el sufragio universal defendido por 'Farmajo' es una opción imposible por cuestiones de seguridad.