Publicado 22/02/2021 15:50CET

La oposición pide a la ONU una intervención "rápida" para "una transferencia de poder" en Somalia

Archivo - El presidente de Somalia, Mohamed Abdullahi Mohamed  'Farmajo'
Archivo - El presidente de Somalia, Mohamed Abdullahi Mohamed 'Farmajo' - 2019 GETTY IMAGES / RICCARDO SAVI - Archivo

MADRID, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

La oposición de Somalia ha reclamado al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que intervenga ante la crisis política en el país y han acusado al presidente, Mohamed Abdulahi Mohamed, cuyo mandato expiró el 8 de febrero, de intentar asesinar a varios de ellos durante la represión de las protestas del viernes en la capital, Mogadiscio.

El Consejo de Candidatos Presidenciales, que aglutina a 15 opositores, entre ellos varios expresidentes y ex primeros ministros, han reclamado una intervención "rápida" del organismo internacional para lograr "una transferencia de poder" tras la "dimisión" del mandatario, conocido popularmente como 'Farmajo'.

Así, han solicitado que "se entregue el poder a un Consejo Nacional de Transición integrado por los presidentes de los estados federados y los presidentes de las dos cámaras del Parlamento", así como "el cese de toda interferencia en el proceso electoral", según ha informado el portal somalí de noticias Goobjoog News.

Los opositores han reclamado además que se investiguen las "atrocidades cometidas en nombre del expresidente 'Farmajo'", entre ellas el supuesto intento de asesinato de los expresidentes Hasán Sheij Mohamud y Sharif Sheij Ahmed y otros opositores durante los enfrentamientos en Mogadiscio. En este sentido, han reclamado además que "se ayude a la hora de llevar a los responsables ante la Justicia".

Las autoridades somalíes han rechazado hasta ahora asumir cualquier responsabilidad en los incidentes, que se habrían saldado con cerca de una decena de muertos, y han achacado los incidentes a milicianos alineados con las formaciones opositoras.

En este sentido, el Gobierno federal de Somalia acusó durante el fin de semana a "actores extranjeros" de intoxicar la crisis política y las protestas derivadas de ella y cargó contra el Consejo de Candidatos Presidenciales "engañar a la opinión pública".

Asimismo, dijo que los opositores buscaban "ganarse la simpatía de extraños", en referencia a Emiratos Árabes Unidos (EAU), que horas antes había expresado su "grave preocupación por la violencia" en un comunicado en el que describe a las actuales autoridades como "gobierno en funciones".

Por su parte, el Palacio Presidencial publicó el domingo fotografías de un encuentro con líderes de varias regiones, si bien en el mismo estuvieron ausentes los presidentes de Puntlandia y Jubalandia, dos de los más críticos con el estancamiento del proceso electoral y la subsiguiente crisis.

RECHAZO A LA NUEVA REUNIÓN

En este sentido, las autoridades de Jubalandia y Puntlandia han expresado durante las últimas horas su negativa a participar en este nuevo proceso de contactos impulsado por 'Farmajo', lo que supone un duro varapalo para el mandatario a la hora de intentar lograr una solución a la crisis.

Las autoridades de Jubalandia han indicado que el mandato del presidente ya terminó y ha dicho que "debería estar fuera del proceso electoral". "No debería tener un papel en el proceso de elecciones para que los actores políticos tuvieran confianza en el mismo", han señalado.

Asimismo, han pedido que el mandatario presente sus disculpas por el presunto intento de asesinato de los dos expresidentes y otros opositores durante la represión de las protestas en Mogadiscio, en las que participaban, tal y como ha recogido el portal somalí de noticias Goobjoog News.

A las críticas se han sumado las autoridades de Puntlandia, que han acusado a 'Farmajo' de defender "los intereses de su clan, sin preocuparse por el futuro de la nación". El presidente del estado, Abdulahi Deni, ha acusado además al presidente de "falta de honestidad" y de usar al Ejército para mantenerse en el poder.

Naciones Unidas y la Unión Africana (UA) reclamaron el 17 de febrero el reinicio del diálogo, tras el aplazamiento de una reunión para intentar pactar la organización de elecciones, tras lo que 'Farmajo' convocó una reunión que debía tener lugar entre el jueves y el viernes y que, sin embargo, no tuvo lugar.

Los candidatos opositores a la Presidencia somalí anunciaron el 8 de febrero que dejarían de reconocer al actual mandatario debido al fin de su mandato, al tiempo que apostaron por crear un organismo encargado de la preparación de las próximas elecciones. El presidente del Parlamento, Mohamed Mursal, ha descartado una prórroga del mandato de 'Farmajo'.

La polémica estalló por el rechazo de los opositores a los trabajos del organismo establecido para organizar las elecciones debido a su composición, al entender que está formado por designados políticos, agentes de Inteligencia y "amigos" del presidente, motivo que les llevó a anunciar su intención de crear una "comisión nacional electoral de salvación" paralela.