Publicado 06/05/2020 19:29:08 +02:00CET

El opositor Chakwera presenta su candidatura a la Presidencia de Malaui con el vicepresidente como su 'número dos'

Un tribunal fallará de forma definitiva el viernes sobre la anulación de las presidenciales de 2019

MADRID, 6 May. (EUROPA PRESS) -

El líder del opositor Partido del Congreso de Malaui (MCP), Lazarus Chakwera, ha presentado este miércoles su candidatura a la Presidencia, tras unir fuerzas con el vicepresidente, Saulos Chilima, quien será su 'número dos' en la carrera electoral.

"Estamos aquí ante ustedes porque tenemos una cita con el destino", ha dicho Chakwera tras presentar su candidatura acompañado por Chilima, un acto en el que ha estado presente la expresidenta Joyce Banda.

El opositor ha indicado que los vicepresidentes "han sido maltratados, poco utilizados, acosados y difamados" en el país desde su independencia, si bien ha hecho hincapié en que "Dios ha dado a Chilima, cuyo valor hizo frente a esta enfermedad y ha respondido a la llamada para una cura".

"Eso es el destino", ha dicho, antes de agregar que el país ha sido "empobrecido por una dinastía tóxica de dos familias". "Dios nos ha dado otra oportunidad para elegir un cambio. Eso es el destino", ha sostenido.

"Es el destino que se haya sobrevivido a seis años de promesas rotas por parte de un presidente que ha fracasado a la hora de gobernar", ha señalado, apuntando directamente a Peter Mutharika, según ha informado el diario 'Nyasa Times'.

Asimismo, ha destacado que es el "destino" el que ha llevado a una repetición electoral tras el "robo" de las presidenciales de 2019, anuladas en febrero por irregularidades y en la que el actual mandatario había obtenido la reelección.

"Es el destino que se haya sobrevivido a la ilegalidad de la Comisión Electoral de Malaui (CEM). Es el destino que se haya sobrevivido a un año de conflicto civil y violencia, que hayamos sobrevivido a doce meses de batallas judiciales", ha agregado.

Por último, ha incidido en que "es el destino haber sobrevivido a intentos de sobornar a jueces y pervertir la Justicia, sobrevivir a cócteles molotov, gases lacrimógenos y arrestos arbitrarios".

Chakwera y Chilima, líder del Movimiento para una Transformación Unida (UTM), anunciaron tras la decisión del Constitucional de anular las elecciones que unirían fuerzas para intentar sacar del poder a Mutharika, tras lo que se apuntó a que sería el presidente del MCP el que se postulara al cargo.

El vicepresidente denunció el lunes que la "violencia" contra la oposición "está patrocinada y bien coordinada", antes de apuntar directamente al gubernamental Partido Progresista Democrático (DPP) y a su ala juvenil, y de describir a Mutharika como un enemigo de la población.

Chilima, quien abandonó el DPP en 2018 tras denunciar el "vergonzoso nivel" de corrupción en el país africano, alertó además de que esta campaña de violencia podría llevar a una guerra civil o a un "genocidio", acusaciones rechazadas firmemente desde la Presidencia.

FALLO DEFINITIVO EL VIERNES

Durante la jornada, el Tribunal Supremo de Apelaciones ha anunciado que el viernes emitirá su fallo definitivo sobre la demanda de Mutharika contra la anulación de las elecciones de 2019.

La CEM anunció a finales de marzo que la repetición de las presidenciales tendrá lugar el 2 de julio y no el 19 de mayo, fecha que había sido aprobada por el Parlamento. A ello hay que sumar las dudas sobre la viabilidad de la votación a causa de la pandemia, si bien por ahora no han sido aplazadas.

Previamente, el mandatario rechazó firmar la ley aprobada en el Parlamento para celebrar la votación el 19 de mayo, a la espera de un fallo definitivo sobre su demanda para revocar el veredicto sobre la anulación de los comicios.

El Parlamento aprobó en febrero una serie de reformas a la ley electoral para fijar la fecha de las elecciones y fijar la necesidad de que un candidato obtenga más de la mitad de los votos para poder ser declarado vencedor.

Tras ello, Mutharika anunció un acuerdo de coalición con el líder del Frente Democrático Unido (UDF), Atupele Muluzi, que derivó en un cese del Gobierno y una formación de un nuevo Ejecutivo para dar varias carteras a esta formación.

Por su parte, Chakwera y Chilima hicieron lo mismo y unieron fuerzas con el objetivo de desbancar al mandatario en la próxima votación, en la que el vencedor tendrá que superar el 50 por ciento de los respaldos, algo que lograrían si repitieran los resultados que obtuvieron por separado el año pasado.

Mutharika llegó al poder en 2014 y se le atribuye el mérito de mejorar las infraestructuras y reducir la inflación, pero en los últimos tiempos ha hecho frente a acusaciones de corrupción y de beneficiar a las regiones rurales, donde tiene su nicho electoral.

Contador