El opositor Fazlur Rehman dice que la marcha contra el primer ministro de Pakistán es "un movimiento nacional"

Publicado 30/10/2019 22:27:04CET

MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

El destacado líder opositor paquistaní Fazlur Rehman ha afirmado este miércoles que la marcha que convocó hacia la capital, Islamabad, para reclamar la dimisión del primer ministro, Imran, Jan, se ha convertido en un "movimiento nacional".

"La 'Marcha de la Libertad' es la voz de todas las almas oprimidas de Pakistán", ha dicho, durante una concentración de decenas de miles de personas en Lahore, tras la llegada de los manifestantes a la ciudad.

"Representa a miembros de cada sector de la sociedad que han vinculado sus esperanzas con la marcha. Ahora ha adoptado la forma de un movimiento nacional", ha señalado, según ha informado el diario paquistaní 'Dawn'.

Rehman, líder de la campaña y máximo responsable del partido Jamiat Ulema-e-Islam-Fazal (JUI-F), ha rezado además por la recuperación del ex primer ministro Nawaz Sharif, encarcelado por corrupción y hospitalizado recientemente por un deterioro de su salud.

"Este drama tiene que terminar. En este país no hay cabida ya para más dramas", ha manifestado, antes de rezar también por la recuperación del copresidente del opositor Partido del Pueblo Pakistaní (PPP) Asif Alí Zardari. "Esperamos que sean liberados y estén entre la gente", ha remachado.

La 'Marcha de la Libertad' --que fue tildada el lunes de "chantaje" por parte del primer ministro-- partió el domingo desde diversos puntos del país con la intención de llegar a la vez a Islamabad este jueves.

Rehman es un político veterano con gran influencia en numerosos seminarios islámicos o madrasas de todo el país. Así, pidió al Ejército que se mantenga neutral durante las movilizaciones para "evitar la impresión de que apoya a un Gobierno ilegal" y destacó que todos los partidos de la oposición están unidos en la petición de elecciones anticipadas.

Las autoridades de Islamabad han reforzado la presencia policial en la ciudad y han instalado cientos de contenedores de transporte en las calles para intentar impedir el paso de manifestantes a las zonas donde están las sedes gubernamentales. El sábado se produjeron varias detenciones de dirigentes de JUI-F y se le retiró la ciudadanía a un exsenador.