Publicado 12/11/2020 17:08CET

El opositor M5-RFP dice que no entrará en el nuevo Parlamento en Malí y critica la "militarización de las instituciones"

El portavoz de la junta militar en Malí y ahora ministro de Reconciliación Nacional en el Gobierno de transición, coronel Ismael Wagué
El portavoz de la junta militar en Malí y ahora ministro de Reconciliación Nacional en el Gobierno de transición, coronel Ismael Wagué - HABIB KOUYATE / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

El opositor Movimiento 5 de Junio-Agrupación de Fuerzas Patrióticas (M5-RFP) ha anunciado su decisión de no ser parte del nuevo Parlamento de transición, aprobado por el presidente, Bah Ndaw, y en el que dominan las figuras militares tras el golpe de Estado del 18 de agosto, que sacó del poder al entonces presidente, Ibrahim Boubacar Keita.

El comité estratégico del M5-RFP, que estuvo detrás de las masivas manifestaciones previas a la asonada, ha denunciado la composición del Consejo Nacional de Transición (CNT) y ha criticado la "militarización de las instituciones" y la "negligencia hacia los partidos y movimientos políticos".

El destacado movimiento opositor ya quedó al margen del Gobierno de unidad y negó haber participado en la aprobación de la 'hoja de ruta' para el proceso de transición.

El decreto publicado por Ndaw recoge que 22 de los 121 miembros del CNT serán "representantes de las fuerzas de defensa y seguridad", mientras que ocho serán integrantes del opositor M5-RFP. Asimismo, once serán miembros de los diversos partidos, mientras que nueve serán representantes de organizaciones de la sociedad civil.

A ellos se sumarán cuatro representantes de agrupaciones de mujeres y otros cuatro de organizaciones de jóvenes, junto a cinco representantes de los grupos firmantes del acuerdo de paz.

Por otra parte, habrá cuatro representantes de "movimientos de inclusividad", cuatro de organizaciones de defensa de los Derechos Humanos, tres de personas con discapacidad, seis de la diáspora, cuatro de centrales sindicales, siete de sindicados autónomos, ocho de grupos profesionales.

Por último, a ellos se sumarán tres representantes de confesiones religiosas, cinco de las autoridades tradicionales, cinco de los organismos consulares, cuatro de los órganos de prensa y cinco del mundo del arte y la cultura, según ha recogido el portal maliense de noticias Maliactu.

En una línea similar al M5-RFP se ha pronunciado la Confederación Sindical de Trabajadores de Malí (CSTM), que ha anunciado que renuncia a la cuota atribuida a las organizaciones sindicales en el seno del CNT y ha denunciado la "falta de concertación" en torno a la constitución del organismo legislativo.

Asimismo, la Coalición de Fuerzas Patrióticas (COFOP) ha cargado contra la "ausencia de concertación" y "un intento de confiscar el papel de los políticos", según ha informado la emisora maliense Studio Tamani. "Es un obstáculo a la democracia y un peligro para el futuro del país", ha alertado.

Por su parte, el partido Yelema del ex primer ministro Moussa Mara ha dicho que toma nota del anuncio de Ndaw pero ha destacado que decidió previamente no presentar a candidatos a los escaños en el CNT al considerar que "puede jugar su papel en la transición sin ser parte de sus órganos".

Ndaw ha iniciado este mismo jueves su primer viaje regional desde que fuera nombrado como presidente de transición, según ha anunciado la Presidencia a través de su cuenta en la red social Twitter. El mandatario viajará a Ghana, Togo, Senegal y Guinea-Bissau.

El presidente de transición, quien fue ministro de Defensa, fue nombrado para el cargo el 21 de septiembre por parte de la junta, cuyo nombre oficial era Consejo Nacional para la Salvación del Pueblo (CNSP), mientras que el líder de la misma, Assimi Goita, fue nombrado vicepresidente.

Posteriormente, Moctar Ouane fue nombrado primer ministro, tras lo que se desveló un Ejecutivo de transición con militares en las principales carteras, lo que ya provocó críticas por parte del M5-RFP, encabezado por el influyente imam Mahmoud Dicko.

Contador