Publicado 10/03/2021 15:45CET

Un opositor pide explicaciones sobre el estado del presidente de Tanzania tras casi dos semanas sin aparecer en público

John Magufuli, presidente de Tanzania
John Magufuli, presidente de Tanzania - STATE HOUSE / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

En medio de las especulaciones sobre un posible contagio por coronavirus

MADRID, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

El destacado opositor tanzano Tundu Lissu ha reclamado al Gobierno que explique el estado del presidente del país, John Magufuli, quien lleva sin comparecer en público desde finales de febrero, en medio de las especulaciones sobre un posible contagio por coronavirus.

"El bienestar del presidente es un asunto de grave preocupación pública", ha dicho Lissu en una serie de mensajes en su cuenta en la red social Twitter, en los que ha recordado que las autoridades informaron previamente sobre los problemas de salud de otros mandatarios.

"¿Qué pasa a Magufuli que no merecemos saber?", se ha preguntado, sin que el Ejecutivo ni el propio presidente se hayan pronunciado sobre estas especulaciones, recogidas por varios diarios del país africano y tras la negativa del presidente a reconocer que en el país hubiera casos de coronavirus.

Así, Lissu ha recalcado que "es triste" que Magufuli "se haya contagiado de COVID-19 y haya sido trasladado a Kenia para demostrar que los rezos, la inhalación de gases y otros remedios herbales no probados que ha defendido no son una protección frente al coronavirus".

El diario keniano 'The Nation' ha informado sobre el ingreso en un hospital de Nairobi de un líder africano, sin confirmar su nombre, mientras que fuentes citadas por 'The Africa Report' han resaltado que Magufuli está en un hospital de la ciudad de Dar es Salaam con síntomas de coronavirus.

Lissu ha hecho referencia en sus mensajes a la decisión del principal hospital de tanzania de instalar habitáculos similares a saunas para la inhalación de vapores con compuestos herbales para tratar problemas respiratorios, después de que el Gobierno apostara por ésta como una de las soluciones frente a la pandemia.

La gestión de la pandemia por parte del Gobierno de Tanzania ha sido criticada en numerosas ocasiones debido a la falta de restricciones y la ausencia de datos oficiales sobre contagios y fallecidos desde principios de mayo de 2020.

El presidente ha asegurado durante meses que el país no cuenta con casos y ha recomendado rezar y remedios de nula eficacia, si bien finalmente el 21 de febrero pidió a la población que use mascarilla, días después de la muerte del vicepresidente del archipiélago de Zanzíbar, Maalim Seif Sharif Hamad, tras dar positivo por COVID-19.

El propio Magufuli se pronunció a finales de enero contra la vacunación frente al coronavirus y dijo que "las vacunas son peligrosas". "Si el hombre blanco fuera capaz de crear vacunas debió haber encontrado una para el sida, para la tuberculosis, para la malaria, para el cáncer", dijo.