Publicado 24/03/2021 15:36CET

Opositor SPLM-IO denuncia una violación del alto el fuego tras un ataque contra uno de sus campamentos en Sudán del Sur

Archivo - Riek Machar, primer vicepresidente, y Salva Kiir, presidente de Sudán del Sur
Archivo - Riek Machar, primer vicepresidente, y Salva Kiir, presidente de Sudán del Sur - PRESIDENCIA DE SUDÁN DEL SUR - Archivo

MADRID, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Movimiento de Liberación del Pueblo de Sudán-En Oposición (SPLM-IO) ha denunciado este miércoles una violación del acuerdo de alto el fuego en Sudán del Sur tras un ataque contra uno de sus campamentos militares, que ha dejado siete muertos y del que ha desvinculado al Ejército del país africano.

El SPLM-IO, que abandonó las armas tras el acuerdo de paz de 2019 y su integración en el Gobierno de unidad, ha indicado que las víctimas se dirigían a la capital, Yuba, de cara a la reunificación de las fuerzas, parte del citado pacto que aún sigue sin aplicación, cuando cayeron en una emboscada, según ha informado la emisora Radio Tamazuj.

Así, William Gatjath Deng, portavoz de operaciones militares del grupo, ha señalado que el incidente tuvo lugar en el área de Aying y ha achacado lo sucedido a "jóvenes armados", al tiempo que ha recalcado que el ataque pudo haber estado motivado por una venganza. "Los atacantes no eran tropas gubernamentales", ha dicho.

El SPLM-IO ha reclamado a la Oficina Conjunta de Defensa y a los observadores del alto el fuego que investiguen lo sucedido, tras lo que Lam Paul, otro portavoz de operaciones militares del SPLM-IO, ha incidido en que se trata de una violación del acuerdo de alto el fuego vigente en el país africano, según la emisora Eye Radio.

El Gobierno de unidad en Sudán del Sur echó a andar en febrero, tras la materialización del acuerdo de paz firmado en 2018 por el presidente, Salva Kiir, y el principal líder rebelde, Riek Machar, quien fue nombrado nuevamente como vicepresidente, cargo que ocupaba antes de la guerra civil.

Sin embargo, aún quedan algunos puntos importantes pendientes para la aplicación del acuerdo de paz, incluidos la unificación y despliegue de las fuerzas de seguridad conjuntas y la reconstitución del Parlamento, organismo que estará a cargo de poner en marcha las reformas acordadas en 2018 entre las partes.

Contador