Publicado 11/09/2020 22:23:13 +02:00CET

O.Próximo.- La Autoridad Palestina tilda de "traición a la causa palestina" el acuerdo entre Israel y Bahréin

O.Próximo.- La Autoridad Palestina tilda de "traición a la causa palestina" el a
O.Próximo.- La Autoridad Palestina tilda de "traición a la causa palestina" el a - Oliver Weiken/dpa - Archivo

MADRID, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Autoridad Palestina ha cargado este viernes contra Bahréin por su acuerdo con Israel para normalizar sus relaciones y ha dicho que el pacto supone "una traición a Jerusalén y a la causa palestina".

La cúpula palestina ha sostenido que el acuerdo "supone un visto bueno para legitimar los crímenes de la ocupación israelí en un momento en el que el Estado ocupante está consolidando su toma y anexión de tierra palestina por la fuerza militar".

Asimismo, ha criticado que "llega en un momento en el que el Estado ocupante trabaja duro para judaizar la ciudad de Jerusalén, tomar los lugares santos musulmanes y cristianos y comete crímenes contra el pueblo palestino", según ha informado la agencia palestina de noticias WAFA.

La Autoridad Palestina ha dicho por ello que la decisión de Manama es "extremadamente preligrosa" y ha advertido de que supone un golpe para la Iniciativa Árabe de Paz, las resoluciones de las cumbras árabes e islámicas y el Derecho Internacional.

Por ello, ha reclamado a las autoridades bahreiníes que den marcha atrás, algo que ya solicitaron a Emiratos Árabes Unidos (EAU) después de que anunciara el 13 de agosto un acuerdo similar para normalizar sus relaciones con Israel, que será firmado el 15 de septiembre en la Casa Blanca con presencia de Bahréin.

La cúpula palestina ha solicitado además a los estados árabes que mantengan el respeto a la Iniciativa Árabe de Paz de 2002 y ha reiterado que "no cederá a nadie el derecho a hablar en su nombre".

"La paz y la estabilidad en la región llegará cuando se ponga fin a la ocupación israelí de todas las tierras palestinas y árabes y cuando el pueblo palestino logre su independencia en su Estado soberano en las fronteras de 1967, con Jerusalén Este como capital, tras resolverse el problema de los refugiados", ha remachado.

Por su parte, el ministro de Exteriores palestino, Riyad al Malki, ha llamado a consultas a su embajador en Bahréin ante la decisión de Manama.

Hanan Ashraui, destacada política palestina y miembro del comité ejecutivo de la Organización para la Liberación de palestina (OLP), ha sostenido además que el anuncio "no es un acuerdo de paz" y ha agregado que "el camino a una paz real debe estar fundado en el respeto mutuo y el respeto del Derecho Internacional".

"Trump está jugando para sus apoyos de cara a las elecciones y está premiando el aumento de la agresión de Israel y su impunidad", ha argüido, al tiempo que ha resaltado que "la Administración estadounidense ha usado todo su poder político y económico para extorsionar y presional a los países árabes y otros para normalizar la colonización israelí".

"La falsa promesa de prosperidad y paz fundamentada en la postura de Estados Unidos e Israel se demostrará destructiva y sólo desestabilizará aún más la región", ha manifestado Ashraui, quien ha retierado que "la normalización con Israel no cambiará la esencia de este conflicto".

Por último, ha destacado que "el pueblo palestino sigue profundamente arraigado en su patria y está decidido a lograr sus derechos fundamentales a una realidad de verdad, dignidad y soberanía".

"No entregaremos nuestra agenda ni abdicaremos nuestra responsabilidad a la hora de lograr una paz genuina y justa para las generaciones futuras. La justicia en palestina es un imperativo moral y legal que no puede ser ignorado ni negado", ha zanjado.

EL ACUERDO

El acuerdo, anunciado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, supone que Manama sigue los pasos de EAU, algo que ha sido descrito en su comunicado tripartito como "un hito histórico para ahondar la paz en Oriente Próximo".

"Abrir un diálogo directo entre estas dos sociedades dinámicas y economías avanzadas mantendrá la transformación positiva de Oriente Próximo e incrementará la estabilidad, seguridad y prosperidad en la región", añade el texto.

Estados Unidos ha expresado además a Bahréin su "gratitud" por acoger en junio de 2019 una conferencia sobre la economía de Palestina que fue boicoteada por la Autoridad Palestina, que ha rechazado la mediación de Estados Unidos en el proceso de paz argumentando que mantiene una postura favorable a Israel.

"Las partes continuarán sus esfuerzos en este sentido para lograr una resolución justa, exhaustiva y duradera al conflicto palestino-israelí que permita al pueblo palestino lograr todo su potencial", manifiesta el documento.

Asimismo, refleja que Israel se ha mostrado de acuerdo en que "todos los musulmanes que lleguen en paz visiten y recen en la mezquita de Al Aqsa y otros lugares sagrados de Jerusalén, que seguirán abiertos para todos los fieles pacíficos de todas las fes".

Bahréin ha aceptado además la invitación de Trump para participar el 15 de septiembre en el acto que se celebrará en la Casa Blanca para la firma del acuerdo de paz entre Israel y EAU, anunciado el 13 de agosto.

La Liga Árabe se abstuvo el miércoles de aprobar una resolución presentada por las autoridades palestinas para condenar el acuerdo entre Israel y EAU, debido a las reticencias mostradas por varios de los países integrantes del bloque regional.

Contador