O.Próximo.- Bachelet denuncia más de 480 desplazados en 2019 por la demolición de viviendas palestinas

Publicado 09/09/2019 13:32:17CET

MADRID, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, ha denunciado este lunes que en lo que va de año ya son al menos 481 las personas desplazadas por la demolición de viviendas palestinas por parte de las autoridades israelíes, frente a las 472 de todo 2018.

"En el territorio palestino ocupado, la continua expansión de los asentamientos en la Cisjordania ocupada, incluido Jerusalén Este, es ilegal bajo el Derecho Internacional y ha tenido un fuerte impacto en los Derechos Humanos de los palestinos", ha dicho Bachelet en el discurso inaugural de la nueva sesión del Consejo de Derechos Humanos en la ONU.

La ex presidenta chilena ha mencionado los "altos niveles" de violencia por parte de los colonos judíos y el "fracaso" de las autoridades israelíes a la hora de garantizar una "protección adecuada" a la población palestina frente a estos ataques y de que los culpables rindan cuentas.

Además, ha indicado que la demolición de viviendas ha aumentado bajo el nuevo plan israelí, "que discrimina fuertemente a los palestinos". "En lo que va de año, al menos 481 personas se han visto desplazadas como resultado de las demoliciones, excediendo las 472 de todo 2018", ha precisado.

Bachelet también ha denunciado "los recientes llamamientos de funcionarios israelíes a la anexión de toda o parte de Cisjordania, y se ha declarado "alarmada" por las informaciones sobre "ejecuciones extrajudiciales y heridas a palestinos por parte de las fuerzas de seguridad de Israel en todo el territorio ocupado acompañadas de una total falta de rendición de cuentas".

Por otro lado, ha expresado su preocupación por "los ataques contra defensores de los Derechos Huamnos, incluidas prohibiciones de viaje, declaraciones e informes deslegitimadores, detenciones, interrogatorios y malos tratos, por parte de Israel, la Autoridad Palestina y las autoridades ' de facto' de la Franja de Gaza", que "han aumentado reduciendo aún más el espacio de la sociedad civil".