Publicado 13/11/2021 14:28CET

O.Próximo.- El detenido palestino Kayed Fasfus corre peligro de muerte súbita tras 122 días de huelga de hambre

MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

El ciudadano palestino Kayed Fasfus se encuentra al borde de la muerte tras pasarse 122 días en huelga de hambre para protestar contra el Ejército israelí por su condición de "detenido administrativo" -- una práctica que permite a los militares detener prisioneros de manera indefinida sin cargos ni juicio --, según han informado a su familia los doctores que le atienden.

Fasfus, de 34 años y natural de la localidad cisjordana de Dura, se encuentra en el Centro Médico Barzilai, en la localidad israelí de Ashkelon. Sus últimos análisis de sangre revelan una elevada posibilidad de que acabe desarrollando un coágulo de sangre que supondría su muerte súbita, según ha informado este domingo su hermano, Hasán, a la agencia oficia de noticias palestina Wafa.

Fasfus padece pérdidas intermitentes del conocimiento, latidos irregulares, hipotensión, problemas renales, falta de líquidos y dolor por todo el cuerpo y su peso ha bajado de 95 a 45 kilogramos, según una evaluación reciente del doctor Amit Tirosh, un médico israelí, en nombre de la ONG Médicos Israelíes por los Derechos Humanos, informa el 'Times of Israel'.

El detenido presentaba hace una semana síntomas parecidos, cuando la Comisión de Asuntos de los Detenidos y Exdetenidos palestina denunció un rápido deterioro de su estado de salud.

El jueves, la Comisión de Asuntos de Detenidos de la Autoridad Palestina presentó una petición al Tribunal Supremo israelí exigiendo la liberación inmediata de Fasfus y la anulación de su orden de detención administrativa. La orden se encuentra suspendida, que no anulada, por motivos de salud, pero Israel ha rechazado su solicitud de ser trasladado a un hospital en Cisjordania, donde dice que detendría su huelga de hambre, según el 'Times of Israel'.

Actualmente, Israel mantiene a más de 450 palestinos en detención administrativa, una práctica considerada ilegal por el derecho Internacional.

Junto a Fasfus hay cinco presos más en huelga de hambre: Alá Al Araj (84 días), Hisham Abu Hawwash (75 días), Shadi Abu Akr (67 días), Ayyad al Hraimi (38 días) y Rateb Harebat (21 días).

Contador