Publicado 05/06/2021 23:01CET

O.Próximo.- Detenido una periodista de Al Yazira durante una manifestación en Jerusalén Este

10 May 2021, Israel, Jerusalem: People speak together in front of a tent with the Israeli flag at Jerusalem's Sheikh Jarrah neighbourhood. Some Palestinian families in Sheikh Jarrah are facing eviction from their homes by Israeli authorities, further heig
10 May 2021, Israel, Jerusalem: People speak together in front of a tent with the Israeli flag at Jerusalem's Sheikh Jarrah neighbourhood. Some Palestinian families in Sheikh Jarrah are facing eviction from their homes by Israeli authorities, further heig - Ilia Yefimovich/dpa

TEL AVIV, 5 Jun. (DPA/EP) -

Una corresponsal de la cadena de televisión qatarí Al Yazira ha sido detenido este sábado durante una manifestación contra la expulsión de vecinos árabes del barrio de Sheij Jarrá, en Jerusalén Este.

Un portavoz de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Xavier Abú Eid, ha acusado a la policía israelí de atacar a un equipo de la televisión quatarí y destruir su material.

La Policía israelí ha asegurado que el periodista agredió a las fuerzas de seguridad cuando intentaban disolver la protesta y que la mujer se negó a identificarse. La Policía ha informado además de que los vecinos del barrio han lanzado piedras y petardos contra los agentes.

Los vídeos difudidos del incidente muetran que la mujer llevaba un chaleco con la palabra "press", prensa, escrito. Ahora mismo está detenida en una comisaría, según el portavoz de la OLP.

La posible expulsión de varias familias paletsinas de Sheij Jarrá ha provocado una escalada de tensión en la zona y la reciente ofensiva militar israelí sobre la Franja de Gaza.

La escalada bélica estalló el 10 de mayo después de que Hamás disparara varios proyectiles, un día después de que agentes israelíes irrumpieran en la mezquita de Al Aqsa, el tercer lugar más sagrado para los musulmanes, e hirieran a cientos de fieles en pleno Ramadán.

Los combates, que se extendieron durante once días, se saldaron con la muerte de más de 250 personas en la Franja de Gaza, según los datos facilitados por las autoridades gazacíes, controladas por Hamás, y doce en Israel, entre ellas una mujer india y dos hombres filipinos.

Contador