Publicado 10/06/2020 18:36CET

O.Próximo.- Erekat dice que los planes de Israel de anexionar parte de Cisjordania llevarán a un "desastre"

O.Próximo.- Erekat dice que los planes de Israel de anexionar parte de Cisjordan
O.Próximo.- Erekat dice que los planes de Israel de anexionar parte de Cisjordan - -/Saudi Press Agency/dpa - Archivo

Niega que la Autoridad Palestina vaya a declarar un Estado en respuesta

MADRID, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, ha advertido este miércoles de que los planes de anexión de Israel de partes de Cisjordania llevarán a un "desastre" y ha agregado que la decisión "pondrá a palestinos e israelíes en el camino del conflicto".

"A lo largo de la historia del hombre y las entidades políticas e imperios, los imperios y las naciones han colapsado porque pensaban, como (Israel) ahora, que si tienen el poder pueden tener prosperidad. Lo que necesitamos todos, incluido Israel es paz", ha sostenido.

Así, Erekat ha manifestado en una entrevista concedida al diario israelí 'Yedioth Ahronoth' que "la paz no puede lograrse con una continuación de los asentamientos, el apartheid y la ocupación", antes de reiterar que los planes del Gobierno israelí "hacen descarrilar el tren de la solución de dos estados".

"Lo que los palestinos e israelíes necesitan saber es que cada uno tiene su Estado, sus fronteras, para vivir como buenos vecinos, cada uno en su Estado", ha argüido, antes de rechazar que la Autoridad Palestina se esté negando a mantener conversaciones con Israel.

En este sentido, ha criticado la postura de Estados Unidos durante el proceso y ha desvelado que tanto él como funcionarios palestinos han mantenido un total de 37 reuniones con el presidente estadounidense, Donald Trump, o representantes norteamericanos desde que llegó a la Casa Blanca.

"Me senté con el presidente Trump y su equipo y quiero que los israelíes escuchen la verdad, los hechos, que dejen de escuchar mentiras que dicen sus líderes sobre nosotros", ha explicado, antes de recalcar que "en cada encuentro pidió reunirse con los israelíes".

Erekat ha incidido en que en estas reuniones trasladó a Washington la necesidad de mantener contactos con los israelíes para abordar la situación. "Los estadounidenses se negaron", ha criticado.

"NETANYAHU NO QUIERE NEGOCIAR"

"Israel no tiene un negociador nacional. Los negociadores israelíes son (el embajador estadounidense en Israel) David Friedman y (el enviado especial de Trump) Jared Kushner", ha sostenido, antes de agregar que el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, "no quiere negociar".

De esta forma, ha manifestado que Netanyahu "cree que Trump es una oportunidad que le ha dado Dios para dar órdenes (a los palestinos) y esto no pasará". "Nos está llevando por el camino de la perdición y el desastre", ha alertado.

Por otra parte, ha descartado que la Autoridad Palestina vaya a declarar un Estado en caso de que Israel anexione partes de Cisjordania, tal y como adelantó el martes el primer ministro palestino, Mohamad Shtayé.

"No hay declaración, no necesitamos una declaración. Nuestro estado legal es que somos un Estado bajo ocupación", ha explicado. "Los que hablan de declarar un Estado no saben lo que dicen", ha remachado.

Shtayé afirmó el martes que, si Israel anexiona partes de Cisjordania, "habrá una declaración constitucional y una asamblea constituyente". "Palestina será un Estado en las fronteras de 1967, con su capital en Jerusalén Este", añadió.

LOS PLANES DE ANEXIÓN

Netanyahu ya ha indicado que planteará a principios de julio la anexión de varias zonas de Cisjordania, incluido el valle del Jordán, amparándose en el 'acuerdo del siglo', la propuesta estadounidense para un acuerdo de paz entre israelíes y palestinos.

El 'acuerdo del siglo' señala a Jerusalén como la capital "indivisible" de Israel, que retendría el control de las colonias judías y del valle del Jordán, mientras que Palestina tendría su capital en una zona de Jerusalén Este ubicada fuera de la barrera de seguridad instalada por Israel. Asimismo, niega el derecho al retorno a los refugiados palestinos.

El plan de anexión es además parte del acuerdo entre Netanyahu y el principal líder opositor, Benjamin Gantz, para la formación de un Gobierno de unidad, que contempla que desde el 1 de julio se pueda presentar a votación "el acuerdo alcanzado con Estados Unidos sobre la aplicación de la soberanía (en Cisjordania) para la aprobación del Gobierno y el Parlamento".

Estos planes por parte del Ejecutivo israelí llevaron al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, a anunciar el 19 de mayo el fin de todos los acuerdos con Israel y Estados Unidos, incluidos los de seguridad.

Por su parte, la Liga Árabe advirtió el 30 de abril que el plan del Gobierno de Israel para supondría "un nuevo crimen de guerra", tras una reunión extraordinaria a petición de las autoridades palestinas para abordar el asunto.