Publicado 24/06/2020 16:50CET

O.Próximo.- Guterres pide a Israel que "abandone sus planes de anexión" de partes de Cisjordania

O.Próximo.- Guterres pide a Israel que "abandone sus planes de anexión" de parte
O.Próximo.- Guterres pide a Israel que "abandone sus planes de anexión" de parte - Jean Marc Ferre/UN Geneva/dpa - Archivo

MADRID, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha reclamado este miércoles al Gobierno de Israel que "abandone sus planes de anexión" de partes de Cisjordania, incluido el valle del Jordán

"La amenaza de Israel de anexionar partes de la Cisjordania ocupada ha alarmado a palestinos, muchos israelíes y a la comunidad internacional", ha dicho Guterres, antes de agregar que "de ser aplicada, la anexión supondría la más grave violación del Derecho Internacional".

Guterres, que ha destacado que el mundo se encuentra "en un momento de inflexión", ha argüido que la anexión "dañaría gravemente las perspectivas de la solución de dos estados y socavaría las posibilidades de reiniciar las negociaciones" de paz.

"La cúpula palestina ha reaccionado considerándose absuelta de todos los acuerdos bilaterales con Israel y Estados Unidos", ha recordado, en referencia al anuncio del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, dando carpetazo a estos pactos por los planes de anexión.

El secretario general de la ONU ha reiterado su "compromiso total" para "seguir apoyando a palestinos e israelíes para que resuelvan el conflicto y pongan fin a la ocupación, en línea con el Derecho Internacional, las resoluciones relevantes de la ONU y los acuerdos relevantes".

"El objetivo es lograr la visión de dos estados, Israel y un Estado palestino independiente, democrático, contiguo, soberano y viable, que vivan juntos en paz y seguridad con unas fronteras seguras y reconocidas, fundamentadas en las anteriores a 1967 y con Jerusalén como capital de ambos", ha reiterado.

Por ello, ha señalado que "seguirá hablando de forma consistente contra cualquier paso unilateral que socave la paz y las oportunidades de resolver el conflicto palestino-israelí a través de negociaciones significativas", al tiempo que ha incidido en que las acciones unilaterales "dañan los esfuerzos para hacer avanzar la paz regional y mantener la paz y seguridad internacional".

Guterres ha pedido por ello a los líderes israelíes y palestinos "que se comprometan con un diálogo significativo, con apoyo de la comunidad internacional" y que "los apoyos regionales e internacionales de la solución de dos estados ayuden a llevar a las partes de vuelta a un camino hacia un acuerdo negociado y pacífico".

"Pido a los miembros del Cuarteto para Oriente Próximo que asumamos nuestro papel de mediación y encontremos un marco mutuamente aceptable para que las partes reactiven los contactos, sin condiciones previas, con nosotros y otros estados clave", ha argüido.

De esta forma, el secretario general de la ONU, ha defendido que "los líderes deben actuar con sabiduría y rapidez, además de demostrar la voluntad para hacer avanzar el objetivo de una paz justa y duradera".

Por último, ha alertado de que "la creciente fragilidad económica como resultado de la pandemia de COVID-19, la reducción del apoyo de los donantes y la reciente decisión palestina de dejar de aceptar los fondos recaudados por Israel en nombre de la Autoridad Palestina amenazan con incrementar las dificultades de la población palestina".

LOS PLANES DE ANEXIÓN

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ha expresado en varias ocasiones su voluntad de impulsar a partir de julio un proceso de anexión de zonas de Cisjordania, parte del acuerdo para un Gobierno de unidad con el líder opositor y actual ministro de Defensa, Benjamin Gantz.

Netanyahu afirmó la semana pasada que estos planes podrían ser aplicados "por etapas", al tiempo que incidió en que se trata de "una oportunidad histórica", a raíz del conocido como 'acuerdo del siglo', rechazado por la Autoridad Palestina.

El 'acuerdo del siglo' señala a Jerusalén como la capital "indivisible" de Israel, que retendría el control de las colonias judías y del valle del Jordán, mientras que Palestina tendría su capital en una zona de Jerusalén Este ubicada fuera de la barrera de seguridad instalada por Israel. Asimismo, niega el derecho al retorno a los refugiados palestinos.

Por su parte, Gantz afirmó el martes que podría apoyar los planes de Netanyahu y resaltó que Israel "no seguirá esperando a los palestinos" y "no estará de mierda hasta el cuello" como ellos.

"Los palestinos siguen rechazando el diálogo y permaneciendo de mierda hasta el cuello", manifestó, antes de agregar que si la Autoridad Palestina mantiene su rechazo a un diálogo fundamentado en el 'acuerdo del siglo' "habrá que avanzar sin ellos".

"No pondremos en peligro ningún tratado de paz --que Israel sólo ha firmado con Egipto y Jordania, críticos con el plan de anexión-- y llevaremos a cabo un proceso ordenado junto con el Ejército y el gabinete de seguridad", arguyó el ministro de Defensa, en aparente referencia a las críticas, especialmente desde Amán.