Publicado 06/07/2020 21:14CET

O.Próximo.- Hamás y Hezbolá dicen que el plan de Israel para anexionar zonas de Cisjordania es "una agresión"

O.Próximo.- Hamás y Hezbolá dicen que el plan de Israel para anexionar zonas de
O.Próximo.- Hamás y Hezbolá dicen que el plan de Israel para anexionar zonas de - Marwan Naamani/dpa - Archivo

MADRID, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) y el partido-milicia chií libanés Hezbolá han afirmado este lunes que el plan que sopesa Israel para anexionar varias zonas de Cisjordania, incluido el valle del Jordán, supone "una agresión contra el pueblo palestino".

El director de Hezbolá para Asuntos de Palestina, Hasán Hobalá, se ha reunido durante la jornada con el representante del grupo palestino en Líbano, Ahmed Abdulhadi, quien le ha entregado una carta del líder de Hamás, Ismail Haniye, destinada al jefe de la formación libanesa, Hasán Nasralá.

Haniye ha sostenido en la misma que los planes israelíes "ponen en peligro la causa palestina" y suponen una amenaza para la región, por lo que ha pedido unificar posturas ante esta situación, según ha informado la cadena de televisión libanesa Al Manar, vinculada a Hezbolá.

Así, Hobalá y Abdulhadi han incidido en que "el pueblo palestino es capaz de hacer frente a estos planes" y han pedido a los países "árabes, islámicos y libres" que adopten "medidas urgentes" ante los "ataques de la ocupación y la continuada agresión contra el pueblo palestino".

El alto cargo de Hezbolá ha reiterado además el apoyo del grupo "al pueblo palestino y a su resistencia a la hora de hacer frente a proyectos que buscan arrebatarles sus derechos", al tiempo que ha recalcado que "estos proyectos no tendrán éxito gracias a la resistencia del pueblo palestino".

Tanto Hezbolá como Hamás, considerados como grupos terroristas por Estados Unidos, la Unión Europea (UE) y el Gobierno israelí, han combatido contra Israel en varias guerras y ofensivas durante las últimas décadas.

La semana pasada, Al Fatá, el movimiento que lidera el presidente palestino, Mahmud Abbas, y Hamás mostraron una inusual unidad tras años de disputas al acordar hacer frente de forma conjunta a los planes de anexión por parte de Israel.

Previamente, Hamás había advertido al Gobierno de Israel de que una anexión de zonas de Cisjordania sería considerada como "una declaración de guerra", en el marco de las crecientes tensiones a causa de los planes que sopesa el Gobierno que encabeza Benjamin Netanyahu.

Los planes han sido criticados por Naciones Unidas y los países de la región, mientras que la Autoridad Palestina ha anunciado la ruptura de los acuerdos con Estados Unidos e Israel, incluidos los de seguridad.