Publicado 08/11/2021 16:13CET

O.Próximo.- Una investigación halla el software de espionaje Pegasus en los teléfonos de seis activistas palestinos

Archivo - 22 August 2021, Palestinian Territories, Rafah: Palestinian security forces personnel stand guard at the Rafah Border Crossing after it has been closed indefinitely by the Egyptian authorities as of Monday. Photo: Ashraf Amra/APA Images via ZUMA
Archivo - 22 August 2021, Palestinian Territories, Rafah: Palestinian security forces personnel stand guard at the Rafah Border Crossing after it has been closed indefinitely by the Egyptian authorities as of Monday. Photo: Ashraf Amra/APA Images via ZUMA - Ashraf Amra/APA Images via ZUMA / DPA - Archivo

MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

Una investigación de la organización Front Line Defenders ha concluido que seis palestinos defensores de los Derechos Humanos tenían instalado en sus teléfonos móviles el software de vigilancia Pegasus, entre ellos cuatro activistas afiliados a tres de las ONG designadas como "terroristas" por Israel recientemente.

De los 74 dispositivos analizados por la organización, un análisis que han validado Citizen Lab y Amnistía Internacional, seis contenían este software, aunque por el momento no se ha podido determinar el responsable de implantarlo en los dispositivos. Front Line Defenders ha avisado de que "las medidas adoptadas por el Gobierno israelí plantean muchos interrogantes".

Entre ellas la revocación de la residencia el 18 de octubre de Salá Hamuri, abogado y defensor de los Derechos Humanos, y palestino con carné de identidad de Jerusalén, basándose en la ley israelí de "violación de lealtad". El teléfono de Hamuri fue uno de los seis infectados.

"La revelación del espionaje ilegal a defensores pacíficos de los Derechos Humanos palestinos, que se suma a las denuncias infundadas sobre terrorismo contra organizaciones de Derechos Humanos respetadas internacionalmente, pone de relieve lo importante que es el apoyo continuo de la comunidad internacional a su legítima labor", ha defendido el director ejecutivo de Front Line Defenders, Andrew Anderson.

La investigación de Front Line Defenders se desplegó a raíz de un contacto de uno de los miembros del personal de Al Haq el pasado 16 de octubre en relación con su teléfono. Tras esta denuncia, el coordinador de protección digital de la organización, Mohamad Al Maskati, celebró una reunión con seis organizaciones palestinas para informarles del suceso y pedirles acceso a más teléfonos con la intención de investigar si el software estaba presente en más dispositivos, ha explicado la organización a través de un comunicado.

El software Pegasus, desarrollado por la empresa israelí NSO, saltó al centro de la polémica cuando el pasado mes de agosto una investigación del diario 'The Washington Post' reveló una lista de 50.000 teléfonos de todo el mundo que podrían ser objetivo del software. Entre los usuarios de esos teléfonos hay periodistas, activistas y empresarios, entre otras personalidades.

El software Pegasus de NSO se utiliza para lograr acceso a teléfonos móviles de terroristas, traficantes o pedófilos, pero Amnistía Internacional y otras organizaciones de Derechos Humanos aseguran que también se ha usado para otros fines por parte de gobiernos.

Contador