Publicado 30/03/2021 14:13CET

O.Próximo.- Israel investiga la muerte a manos de la Policía en Haifa de un palestino con discapacidad mental

Archivo - Un miembro de la Policía de Israel durante la pandemia de coronavirus
Archivo - Un miembro de la Policía de Israel durante la pandemia de coronavirus - Ilia Yefimovich/dpa - Archivo

MADRID, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Israel han abierto una investigación por la muerte a tiros el lunes a manos de la Policía de un palestino con discapacidad mental durante un incidente en la ciudad israelí de Haifa en el que un agente resultó herido por arma blanca.

Según las informaciones recogidas por el diario israelí 'Haaretz', los agentes se desplazaron al barrio de Uadi Nisnas después de que la madre del hombre llamara a la Policía debido a que estaba agresivo y portaba un cuchillo.

La Policía ha señalado que el hombre, identificado como Munir Anabtaui, cargó contra los agentes, hiriendo a uno de ellos de una puñalada, ante lo que los agentes abrieron fuego contra él.

La familia de Anabtaui ha denunciado que los agentes actuaron "de forma no profesional" y han lamentado que tendrían que haber intentado reducirle sin necesidad de realizar disparos. El Ministerio de Justicia está investigando lo sucedido.

En este sentido, la hermana de Anabtaui se ha preguntado "cómo puede ser que los agentes disparen tres veces por la espalda de una persona con discapacidad mental en lugar de arrestarle", tal y como ha recogido la agencia palestina de noticias WAFA.

"No puede ser que un hombre psicológicamente inestable muera a manos de la Policía, que se supone que tiene que gestionar la situación de forma profesional", ha dicho el abogado Alber Nahas, que representa a la familia y a la ONG Mosaua Center.

El suceso es similar al que tuvo lugar en junio de 2020, cuando varios agentes mataron a tiros a un palestino de 26 años y paciente de un psiquiátrico, después de que hiriera de levedad con un arma blanca a un guardia de seguridad en un centro médico en Tel Hashomer.

Previamente, la Policía había matado a Iyad al Hallaq, un palestino autista en Jerusalén, cuando se dirigía a una escuela para personas con necesidades especiales. El juicio contra el agente implicado en el caso, que provocó una oleada de indignación, aún no ha concluido.

Contador