Publicado 29/01/2020 12:42:01 +01:00CET

O.Próximo.- Líbano rechaza 'el acuerdo del siglo' y ratifica su apoyo a "la causa palestina"

O.Próximo.- Líbano rechaza 'el acuerdo del siglo' y ratifica su apoyo a "la caus
O.Próximo.- Líbano rechaza 'el acuerdo del siglo' y ratifica su apoyo a "la caus - Marwan Naamani/dpa - Archivo

MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Líbano, Hasán Diab, ha rechazado este miércoles el plan de paz para Oriente Próximo ideado por el presidente estadounidense, Donald Trump, conocido como 'el acuerdo del siglo', al tiempo que ha ratificado su apoyo a "la causa palestina".

"Jerusalén seguirá siendo la brújula y Palestina seguirá siendo la causa", ha dicho el jefe del Gobierno libanés en un 'tuit'.

Horas antes, el asesor presidencial Amal Abu Zeid ha aclarado que "Líbano está en contra del 'acuerdo del siglo'" por considerar que se trata de un "juego internacional" que va contra los intereses del país.

Entre otras cosas, el plan de paz de Trump contempla conceder la nacionalidad a los refugiados palestinos que huyeron tras la creación del Estado de Israel. Líbano, con una población total de cuatro millones de personas, acoge a unos 600.000 refugiados palestinos.

"Nos atenemos a nuestro derecho legal a proteger la soberanía de nuestra patria (...). No permitiremos que el Líbano sea un eslabón débil en la promoción de iniciativas cuestionables", ha dicho Abu Zeid, en declaraciones recogidas por la agencia de noticias Sputnik.

En la misma línea, el presidente del Parlamento libanés, Nabih Berri, ha considerado que 'el acuerdo del siglo' "no es más que un soborno para vender los derechos, la soberanía y la dignidad y las tierras palestinas con dinero árabe".

"Líbano y los libaneses no seremos falsos testigos de esta nueva pena de muerte contra el pueblo palestino y sus legítimos derechos, incluido su derecho a volver a casa", ha aseverado, según informa la agencia de noticias NNA.

El plan de paz esbozado el martes por el presidente estadounidense, Donald Trump, señala a Jerusalén como la capital "indivisible" de Israel, que retendría el control de los asentamientos y del valle del Jordán, mientras que Palestina tendría su capital en Jerusalén Este.

Trump defendió, en una comparecencia en la Casa Blanca junto al primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, que es una solución "realista" para garantizar la convivencia pacífica de dos estados y urgió a los palestinos a aceptar esta "oportunidad", que "podría ser la última".

A cambio, Trump ha prometido al futuro Estado palestino una inversión de más de 50.000 millones de dólares. "No aceptaremos, independientemente de las condiciones, ser cómplices de la venta o el intercambio de estos derechos", ha recalcado Berri.