Publicado 03/11/2020 19:50CET

O.Próximo.- Malaui anuncia planes para abrir en Jerusalén su Embajada en Israel, el primer país africano en hacerlo

El presidente de Malaui, Lazarus Chakwera
El presidente de Malaui, Lazarus Chakwera - GOBIERNO DE MALAUI - Archivo

MADRID, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Malaui ha anunciado este martes que planea abrir en Jerusalén una Embajada del país en Israel, con lo que se convertiría en el tercer país del mundo en hacerlo y el primero del continente africano en dar este paso, que ha sido aplaudido desde el Gobierno israelí.

El ministro de Exteriores de Malaui, Eisenhower Mkaka, ha destacado durante una visita oficial al país que Lilongüe tiene "intención" de abrir una Embajada en Jerusalén antes de verano de 2021, según un comunicado conjunto recogido por el diario 'The Times of Israel'.

"Este importante comunicado da cuenta de la profundidad de las relaciones entre Israel y Malaui y llevará a un continuo fortalecimiento de las relaciones cordiales entre ambas naciones", señala el texto. Hasta ahora sólo Estados Unidos y Guatemala han trasladado sus embajadas en Israel a Jerusalén.

Mkaka, que no ha dado detalles sobre la posible fecha de apertura, ha hecho hincapié en que el presidente del país, Lazarus Chakwera, ha adoptado una decisión final sobre este tema, lo que ha descrito como "un paso decidido y significativo".

Malaui no cuenta con Embajada en Israel y en estos momentos el embajador no residente de Israel para Malaui, Oded Joseph, reside en la capital de Kenia, Nairobi. Pese a ello, ambos países mantienen "relaciones diplomáticas ininterrumpidas desde 1964", según el citado comunicado.

En este sentido, el ministro de Exteriores israelí, Gabriel Ashkenazi, ha felicitado a Malaui por esta "decisión histórica". "Espero que su embajada abra pronto y estoy seguro de que más líderes africanos seguirán esta decisión", ha argumentado.

Por otra parte, Mkaka ha felicitado además al Gobierno de Israel por los acuerdos logrados recientemente con Emiratos Árabes Unidos (EAU), Bahréin e Israel para normalizar sus relaciones.

La Autoridad Palestina no ha reaccionado por ahora al anuncio, si bien se ha mostrado crítica con los citados acuerdos y ha recordado que cualquier decisión relativa a Jerusalén es un asunto de estatus final que debe resolverse en conversaciones directas con Israel.

Israel afirma que la ciudad es su "capital eterna", mientras que los palestinos reclaman que la capital de su futuro Estado se encuentre en Jerusalén Este. Estados Unidos dio un espaldarazo a las autoridades israelíes al reconocer en diciembre de 2017 Jerusalén como capital del país y trasladar meses después allí su Embajada, tras lo que Guatemala siguió sus pasos.

El anuncio del presidente estadounidense, Donald Trump, dinamitó el único punto de consenso en la comunidad internacional sobre el conflicto entre israelíes y palestinos: que el estatus de la ciudad santa debía decidirse en un eventual diálogo de paz.

Un total de 128 países se manifestaron en contra de este movimiento en una votación de la Asamblea General de Naciones Unidas, pese a lo cual Estados Unidos y sus aliados han seguido adelante con sus planes. Israel considera zanjada la cuestión de la capitalidad de Jerusalén.