Publicado 28/05/2021 22:45CET

O.Próximo.- Al menos un palestino muerto en choques con las fuerzas israelíes en el norte de Cisjordania

18 May 2021, Indonesia, Jakarta: A protester waves a Palestinian flag during a demonstration held to show solidarity with the Palestinian people amid the escalating flare-up of Israeli-Palestinian violence. Photo: Aslam Iqbal/SOPA Images via ZUMA Wire/dpa
18 May 2021, Indonesia, Jakarta: A protester waves a Palestinian flag during a demonstration held to show solidarity with the Palestinian people amid the escalating flare-up of Israeli-Palestinian violence. Photo: Aslam Iqbal/SOPA Images via ZUMA Wire/dpa - Aslam Iqbal/SOPA Images via ZUMA / DPA

MADRID, 28 May. (EUROPA PRESS) -

Al menos un palestino ha muerto este viernes por los disparos de las fuerzas de Israel durante un enfrentamiento en la ciudad de Beita, en el norte de Cisjordania, motivado por la instalación de un puesto fronterizo israelí.

El joven ha sido identificado como Zakaria Maher Hamayel, de 23 años, residente de esa ciudad y simpatizante del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), según apuntan medios palestinos, mencionados por el periódico 'Times of Israel'.

Los enfrentamientos surgieron después de que decenas de residentes de Beita marcharan hacia el puesto fronterizo levantado en la ciudad por las fuerzas israelíes, que respondieron al lanzamiento de piedras disparando munición real y gases lacrimógenos.

Por otro lado, el servicio médico de la Media Luna Roja Palestina ha informado de que otras 22 personas han resultado heridas, dos de ellos con munición real, en otro enfrentamiento cerca de la ciudad de Salfit, en el centro de Cisjordania.

A pesar del alto el fuego decretado por Israel y por Hamás hace una semana tras once días de combates, la situación sigue siendo tensa. Los ataques israelíes durante aquellos días dejaron más de 250 muertos, incluidos más 60 niños y casi 2.000 heridos en el enclave palestino. Los cohetes disparados desde Gaza se cobraron 13 vidas en Israel, entre ellas las de dos menores, y más de 700 heridos.

Contador