Publicado 04/06/2024 13:52

O.Próximo.- El ministro de Seguridad Nacional de Israel pide "destruir" a Hezbolá y aboga por "una guerra" con Líbano

Archivo - El ministro de Seguridad Nacional de Israel, el ultraderechista Itamar Ben Gvir (archivo)
Archivo - El ministro de Seguridad Nacional de Israel, el ultraderechista Itamar Ben Gvir (archivo) - Europa Press/Contacto/Eyal Warshavsky - Archivo

MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Seguridad Nacional de Israel, el ultraderechista Itamar Ben Gvir, ha reclamado este martes "destruir" los "bastiones" del partido-milicia chií Hezbolá y ha defendido "una guerra" contra Líbano, en el marco de los más de siete meses de enfrentamientos a raíz de los ataques perpetrados el 7 de octubre por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) contra territorio israelí.

Ben Gvir ha realizado durante la jornada una visita a la localidad de Kiryat Shmona, en el norte del país, después de los incendios registrados cerca de la frontera con Líbano a causa de los ataques con proyectiles y drones por parte del grupo desde territorio libanés.

"No puede ser que nuestra tierra arda y que haya paz en Líbano. Tenemos que quemar y destruir todos los bastiones de Hezbolá. Guerra", ha manifestado el político ultraderechista en un mensaje en su cuenta en la red social X junto a un vídeo en el que ha reiterado que "el trabajo del Ejército es destruir a Hezbolá".

Hezbolá ha reclamado en las últimas horas un nuevo ataque con proyectiles de mortero contra varias posiciones del Ejército de Israel en el norte del país y en los Altos del Golán, sin que por el momento haya informaciones sobre víctimas, en respuesta a los bombardeos israelíes contra Líbano, según ha recogido la cadena de televisión libanesa Al Manar, vinculada al grupo.

El Ejército israelí y Hezbolá --respaldado por Irán y que cuenta con un importante peso político en Líbano-- mantienen una serie de enfrentamientos desde el 8 de octubre, un día después de los ataques perpetrados por Hamás, que se saldaron con cerca de 1.200 muertos y unos 240 secuestrados, según los balances facilitados por las autoridades de Israel.

El Ministerio de Sanidad libanés indicó el 30 de mayo que hasta la fecha han muerto 375 personas a causa de los ataques israelíes, sin diferenciar entre civiles y miembros de Hezbolá, al tiempo que manifestó que cerca de 94.000 personas se han visto desplazadas de sus hogares.

Contador