Publicado 25/05/2021 07:18CET

O.Próximo.- Muere un joven palestino en Al Bireh a causa de los disparos de las fuerzas de seguridad israelíes

Policía de Israel durante una protesta en Jerusalén
Policía de Israel durante una protesta en Jerusalén - Ilia Yefimovich/dpa

MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

Un joven palestino ha muerto en la ciudad de Al Bireh tras ser disparado por las fuerzas de seguridad israelíes en el barrio de barrio de Umm Al Sharayet.

Las Fuerzas Especiales de Israel "encubiertas" habrían disparado contra el joven, identificado como Ahmed Jamil Fahd, y lo habrían dejado morir en la calle, según recoge la agencia palestina Wafa.

Esta muerte habría sido confirmada por el director del Complejo Médico Palestino, Ahmed Al Betawi, que ha confirmado en una entrevista con la emisora Voice of Palestine Radio la llegada del joven a las instalaciones médicas.

Esta muerte se ha dado horas después de que otro joven de 17 años muriera tras ser alcanzado por las balas de las fuerzas israelíes en Jerusalén Este, cerca del barrio Colina Francesa.

Según las autoridades locales, se trata de Zuhdi Al Tawil, que habría atacado a las fuerzas de seguridad con un cuchillo, recoge la agencia palestina.

Mientras que el israelí 'Yedioth Ahronoth' ha detallado que el incidente ha tenido lugar en una parada de tranvía cerca de la sede de la Policía israelí en la ciudad, cuando el sospechoso ha apuñalado por la espalda a una persona, antes de atacar a un soldado que intentó intervenir.

Tras ello, un agente de la Policía Fronteriza que estaba en la zona abrió fuego contra el sospechoso, que murió en el acto, sin que por ahora haya sido identificado. Se trata de los primeros ataques de este tipo tras el alto el fuego alcanzado la semana pasada tras los últimos combates en la Franja de Gaza.

La última escalada bélica estalló el 10 de mayo después de que el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) disparara varios proyectiles, un día después de que agentes israelíes irrumpieran en la mezquita de Al Aqsa, el tercer lugar más sagrado para los musulmanes, e hirieran a cientos de fieles en pleno Ramadán.

Contador