Publicado 02/06/2020 16:32CET

O.Próximo.- Netanyahu pide a los colonos que apoyen la "oportunidad histórica" que supone el 'acuerdo del siglo' de EEUU

O.Próximo.- Netanyahu pide a los colonos que apoyen la "oportunidad histórica" q
O.Próximo.- Netanyahu pide a los colonos que apoyen la "oportunidad histórica" q - Haim Zach/GPO/dpa - Archivo

MADRID, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ha pedido este martes a los representantes de los colonos que den su aprobación al conocido como 'acuerdo del siglo', dado que supone, a su juicio, "una oportunidad histórica" para anexionar zonas de Cisjordania.

"Estamos ante una oportunidad histórica para aplicar la soberanía en el territorio de Judea y Samaria --nombre bíblico de Cisjordania--", ha indicado durante una reunión con líderes de los asentamientos, según ha informado el diario israelí 'The Jerusalem Post'.

Netanyahu se ha reunido durante dos horas con líderes de los asentamientos que rechazan la anexión debido a que el 'acuerdo del siglo' deja abierta la vía a la creación de un Estado palestino y, según argumenta, congelaría la expansión de las colonias.

En este sentido, el parlamentario Bezalel Smotrich, rechazó el plan el lunes a través de Twitter. "Si quieren dividir la tierra y establecer un estado árabe en la tierra de la Biblia, incluso si dicen que es 'en mejores condiciones' para nosotros, no, gracias", sostuvo.

La reunión ha tenido lugar un día después de que el ministro de Defensa israelí, Benjamin Gantz, diera orden al Ejército para que "incremente los preparativos" de cara a la potencial anexión de zonas de Cisjordania, pese a las denuncias de la Autoridad Palestina y la mayoría de la comunidad internacional.

Netanyahu ya ha indicado que planteará a principios de julio la anexión de varias zonas de Cisjordania, incluido en valle del Jordán, amparándose en el 'acuerdo del siglo', la propuesta estadounidense para un acuerdo de paz entre israelíes y palestinos.

El 'acuerdo del siglo' señala a Jerusalén como la capital "indivisible" de Israel, que retendría el control de las colonias judías y del valle del Jordán, mientras que Palestina tendría su capital en una zona de Jerusalén Este ubicada fuera de la barrera de seguridad instalada por Israel. Asimismo, niega el derecho al retorno a los refugiados palestinos.

El plan de anexión es además parte del acuerdo entre Netanyahu y Gantz para la formación de un Gobierno de unidad, que contempla que desde el 1 de julio se pueda presentar a votación "el acuerdo alcanzado con Estados Unidos sobre la aplicación de la soberanía (en Cisjordania) para la aprobación del Gobierno y el Parlamento".

Estos planes por parte del Ejecutivo israelí llevaron al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, a anunciar la el 19 de mayo el fin de todos los acuerdos con Israel y Estados Unidos, incluidos los de seguridad.

Por su parte, la Liga Árabe advirtió el 30 de abril que el plan del Gobierno de Israel para supondría "un nuevo crimen de guerra", tras una reunión extraordinaria a petición de las autoridades palestinas para abordar el asunto.