Publicado 30/09/2021 08:10CET

O.Próximo.- La ONU critica a Israel por la "destrucción y apoderamiento de estructuras" en los territorios palestinos

Un joven palestino lanza piedras contra dos agentes de las fuerzas de Israel en una imagen de archivo.
Un joven palestino lanza piedras contra dos agentes de las fuerzas de Israel en una imagen de archivo. - NASSER ISHTAYEH / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

El coordinador especial para el Proceso de Paz de Oriente Próximo, Tor Wennesland, ha informado al Consejo de Seguridad de la ONU de que Israel ha continuado "con la destrucción y apoderamiento de estructuras" en los territorios palestinos ocupados.

Wennesland ha criticado que las autoridades de Israel, especialmente desde julio, han llevado a cabo este tipo de actividades, demoliendo o incautando más de 300 enclaves, lo que ha provocado el desplazamiento de más de 430 personas, de los que 251 son niños y 102 son mujeres.

Del mismo modo, ha señalado que, pese a no aprobarse nuevos planes de viviendas en asentamientos, se ha continuado con la "violencia diaria".

Wennesland ha remarcado que todos los asentamientos en el territorio palestino son "ilegales según el derecho internacional" y "socavan las perspectivas de una solución viable de dos estados". Es por esto que Israel "debe poner fin a las demoliciones y los desalojos, y aprobar planes que permitan a las comunidades emprender trabajos de construcción legales", ha dicho.

En el periodo que va desde el mes de julio, el conflicto entre ambas partes se ha cobrado la vida de 24 palestinos a manos de las Fuerzas de Seguridad de Israel, mientras que otros 4.674 han resultado heridos.

Por parte de Israel, Wennesland ha apuntado que ha fallecido un soldado a manos de palestinos y que otras 29 personas han resultado heridos en enfrentamientos y otra serie de incidentes.

Así, el enviado especial de la ONU ha exigido el cese del lanzamiento de cohetes y artefactos incendiarios hacia centros de población israelíes, así como el fin de las detenciones de defensores de Derechos Humanos, periodistas y activistas "por cargos que interfieren con su derecho a la libertad de expresión".

Del mismo modo, en la Franja de Gaza, el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) debe "dejar de obstaculizar la entrega de asistencia humanitaria crucial".

Todo este contexto está salpicado también por la "creciente crisis fiscal" que afronta la Autoridad Palestina, que "afecta severamente su capacidad para cubrir los gastos mínimos, incluidos los salarios del Gobierno y los pagos a los hogares necesitados".

Ante esta situación, las autoridades israelíes y palestinas acordaron un préstamo de cerca de 150 millones de dólares --casi 130 millones de euros--, ha recordado.

Finalmente, Wennesland ha apuntado que "el reciente compromiso de altos funcionarios israelíes y palestinos es alentador", pero que estos esfuerzos "deben continuar" para abordar así la "preocupante situación" que afronta la zona.

"Insto una vez más a los israelíes, palestinos, los Estados regionales y la comunidad internacional en general a que tomen medidas prácticas que permitan a las partes volver a emprender el camino hacia la paz", ha zanjado el enviado especial.

Contador