Publicado 06/02/2021 07:40CET

O.Próximo.- La ONU insta a Israel a detener las demoliciones en Cisjordania que han obligado a desplazarse a 70 personas

03 February 2021, Palestinian Territories, Hebron: Israeli security forces stand guard while bulldozers prepare to destroy a Palestinian house under the pretext of illegal construction in the West Bank city of Hebron. Photo: Mosab Shawer/APA Images via ZU
03 February 2021, Palestinian Territories, Hebron: Israeli security forces stand guard while bulldozers prepare to destroy a Palestinian house under the pretext of illegal construction in the West Bank city of Hebron. Photo: Mosab Shawer/APA Images via ZU - Mosab Shawer/APA Images via ZUMA / DPA

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

Funcionarios de alto nivel de Naciones Unidas han pedido a Israel que detengan las demoliciones en el territorio palestino ocupado de Cisjordania que han obligado a desplazarse a 70 personas, entre ellas 35 niños, por que sus hogares y pertenencias habían sido "confiscados o destruidos por las fuerzas israelíes".

Así lo han reclamado este viernes la jefa de la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA, por sus siglas en inglés) para el territorio ocupado, Sarah Muscroft; el jefe de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OHCHR, por sus siglas en inglés) en el territorio, James Heenan, y la representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en Palestina, Lucia Elmi, en un comunicado en el que también han instado a que "se respete el derecho internacional".

"Las demoliciones y confiscaciones se han llevado a cabo luego de que se ordenara verbalmente a las familias que abandonaran la zona, aunque la comunidad ha dejado claro que quiere quedarse", han relatado, para apuntar que entre los artículos incautados se encontraban tiendas de campaña que habían sido entregadas como asistencia humanitaria en una anterior demolición en noviembre.

Los funcionarios de la ONU han advertido de un "riesgo real" para las personas que se enfrentan a un "traslado forzoso" por la "presión para que se muden", lo que se debe a que la "comunidad ya había rechazado las propuestas de reubicación e incluso había pedido ayuda a los tribunales".

"La comunidad humanitaria también ha expresado constantemente su preocupación por otras demoliciones inminentes, incluidas las escuelas", han continuado los funcionarios en el comunicado, en el que han precisado que una escuela en Um Qussa, en el sur de Cisjordania, se encuentra "bajo amenaza inminente de demolición", lo que afectaría a medio centenar de niños.

Actualmente, 53 escuelas, a las que asisten 5.200 alumnos, tienen órdenes de demolición en su contra, según la ONU. "Los derechos de los niños a la protección, la seguridad y el bienestar deben ser respetados en todo momento", han recordado en este aspecto los funcionarios.