Publicado 19/01/2021 05:41CET

O.Próximo.- La ONU remarca su cooperación con la Liga Árabe para lograr alcanzar estabilidad en la región

Un niño camina frente a un edifico bombardeado en la provincia de Idlib, en el noroeste de Siria
Un niño camina frente a un edifico bombardeado en la provincia de Idlib, en el noroeste de Siria - Anas Alkharboutli/dpa - Archivo

MADRID, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

La subsecretaria general de Naciones Unidas, Rosemary DiCarlo, ha considerado "fundamental" la alianza de la organización con la Liga de los Estados Árabes para abordar la guerra en curso en Siria, la búsqueda de una solución entre Israel y Palestina o la situación de Yemen y Libia, entre otros desafíos.

La pandemia, junto con los continuos conflictos y crisis, han creado una "combinación peligrosa" que se ha cobrado un alto precio en la región, ha explicado el secretario general de la Liga Árabe, Aboul Gheit.

Y, a pesar de los esfuerzos por parte de ambas organizaciones y la cooperación, "persisten las tensiones elevadas en la región del Golfo Pérsico", ha lamentado DiCarlo ante el Consejo de Seguridad en una reunión virtual.

Gheit ha hecho referencia al inminente cambio de Administración en Estados Unidos, con la esperanza de que la nueva "rectifique las políticas y procedimientos que no son útiles y se involucre en un proceso político fructífero", en referencia al conflicto entre Israel y Palestina.

Esta actitud, totalmente contraria a la adoptada por el actual presidente, Donald Trump, "le daría al pueblo palestino una esperanza renovada de que la comunidad internacional estaría a su lado en su noble aspiración de lograr la libertad y la independencia".

En este sentido, Gheit ha criticado la "interferencia" que ha desestabilizado la región, afectando a rutas marítimas críticas para el comercio global y perpetuando los conflictos.

En concreto, ha hecho referencia a Siria, donde "cinco países están interfiriendo militarmente", una situación que "no solo socava las perspectivas de una solución política, sino que tiene importantes repercusiones humanitarias".

Tampoco ha olvidad mencionar la inminente catástrofe humanitaria que se cierne sobre Yemen, provocada por años de combate y agravada por la pandemia de la COVID-19.

Por último, Gheit ha recordad que su trabajo no solo se centra el Oriente Próximo, sino que también apoyan la transición en Sudán, la preparación para las elecciones en Somalia y la promoción de la paz, la seguridad y la estabilidad en el Cuerno de África.