Publicado 29/01/2020 17:06:06 +01:00CET

O.Próximo.- El presidente de Israel dice que el 'acuerdo del siglo' requiere "concesiones difíciles" a ambas partes

O.Próximo.- El presidente de Israel dice que el 'acuerdo del siglo' requiere "co
O.Próximo.- El presidente de Israel dice que el 'acuerdo del siglo' requiere "co - Ilia Yefimovich/dpa - Archivo

MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Israel, Reuven Rivlin, ha dicho que la propuesta de paz presentada por Estados Unidos "puede traer mucha esperanza" y ha indicado que requiere "concesiones difíciles" a ambas partes.

Rivlin ha señalado durante una comparecencia ante el Parlamento de Alemania que el conocido como 'acuerdo del siglo' "requiere concesiones profundas, difíciles y complejas a ambas partes".

Así, ha indicado que, "tras muchos años de estancamiento político", el presidente estadounidense, Donald Trump, "ha presentado un plan que puede permitir a dos pueblos renovar los canales de conversación y avanzar hacia un futuro conjunto".

"El conflicto palestino-israelí se convirtió hace mucho en una tragedia. Sin embargo, otras crisis fueron resueltas en el mundo y estoy convencido de que se puede poner fin a este conflicto", ha sostenido, según ha recogido el diario israelí 'Haaretz'.

"No podemos rendirnos, porque los que se rinden dejan pasar la oportunidad. Me niego a rendirme", ha manifestado, antes de agregar que "el futuro de Oriente Próximo y la integración de Israel en este espacio dependen de generar esta confianza".

El presidente israelí ha reconocido que "las relaciones entre israelíes y palestinos no son simétricas" y ha agregado que "la fuerza del Estado de Israel le convierte en Goliat ante los ojos de muchos, mientras que los palestinos son David".

"No somos David y tampoco ellos son Goliat. Nosotros no somos Goliat y ellos no son David. La fuerza y perseverancia de Israel a lo largo de los años han sido, y siguen siendo, la llave de la paz y no un obstáculo en el camino de la paz", ha zanjado.

El llamado 'acuerdo del siglo' señala a Jerusalén como la capital "indivisible" de Israel, que retendría el control de las colonias judías y del valle del Jordán, mientras que Palestina tendría su capital en Jerusalén Este.

Trump defendió, en una comparecencia en la Casa Blanca junto al primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, que es una solución "realista" para garantizar la convivencia pacífica de dos estados y urgió a los palestinos a aceptar esta "oportunidad", que "podría ser la última".

En respuesta, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, describió la propuesta como "la bofetada del siglo" y recalcó que está destinada a acabar "en el basurero de la Historia".

Por su parte, Netanyahu ha destacado este miércoles que la propuesta "es el mejor acuerdo" que podrán lograr los palestinos, a los que han pedido que acepten el 'acuerdo del siglo'.