Publicado 29/05/2024 09:18

O.Próximo.-El presidente de Israel promete el retorno de los desplazados en el norte a causa de los combates con Hezbolá

Archivo - El presidente de Israel, Isaac Herzog, durante una reunión en Nueva York con el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres (archivo)
Archivo - El presidente de Israel, Isaac Herzog, durante una reunión en Nueva York con el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres (archivo) - Europa Press/Contacto/Lev Radin - Archivo

Hezog reconoce desde Metula que la zona atraviesa "el periodo más difícil de su historia" tras más de siete meses de enfrentamientos

MADRID, 29 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Israel, Isaac Herzog, ha realizado durante las últimas horas una visita a la ciudad de Metula, situada en el norte del país, cerca de la frontera con Líbano, desde donde ha reconocido que la localidad atraviesa "el periodo más difícil de su historia" a causa de los enfrentamientos con el partido-milicia chií Hezbolá y ha prometido que la población evacuada podrá volver a sus hogares.

"Vine anoche a visitar Metula para hablar con el alcalde, David Azoulay, y el Departamento de Emergencias", ha dicho Herzog a primera hora de este miércoles a través de su cuenta en la red social X, donde ha recalcado que era "importante" para él "trasladar un mensaje de apoyo a los que protegen la soberanía en la frontera".

Asimismo, ha querido comunicar a los residentes de Metula "que se encuentran dispersos por todo el país" tras la evacuación de la localidad hace cerca de siete meses a causa de los combates con Hezbolá que la ciudad "florecerá de nuevo", en medio del creciente malestar por parte de los desplazados ante la falta de un calendario de vuelta y la continuación de los enfrentamientos transfronteriza.

De hecho, el Ejército de Israel ha confirmado este mismo miércoles la interceptación de "un objeto aéreo sospechoso" sobre la frontera marítima en el noroeste del país y ha lanzado nuevos bombardeos contra una "estructura militar" en Naqura, en el sur de Líbano, en la que supuestamente habías "terroristas de Hezbolá".

Además, ha manifestado que ha llevado a cabo ataques contra "infraestructura terrorista de la organización" en Ramia y Tiro, también en el sur de Líbano, y que ha disparado con artillería contra las "fuentes de los disparos" de proyectiles a última hora del martes, ataques cuya autoría fue reclamada por Hezbolá.

Israel afirmó el lunes que había llevado a cabo durante las últimas semanas maniobras y "simulacros" sobre una ofensiva terrestre contra Líbano, antes de especificar que "se simularon escenarios de combate en el frente norte, el despliegue rápido de fuerzas sobre el terreno, el funcionamiento de las sedes de división y brigada y la preparación de las fuerzas para un ataque".

El Ejército israelí y Hezbolá --respaldado por Irán y que cuenta con un importante peso político en Líbano-- mantienen una serie de enfrentamientos desde el 8 de octubre, un día después de los ataques perpetrados por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) contra territorio israelí, que se saldaron con cerca de 1.200 muertos y unos 240 secuestrados, según las autoridades de Israel.

Tras los ataques, Israel lanzó una ofensiva militar contra Gaza que ha dejado hasta ahora cerca de 36.100 palestinos muertos, según las autoridades gazatíes, controladas por Hamás, a los que se suman más de 510 muertos a manos de las fuerzas israelíes y en ataques ejecutados por colonos en Cisjordania y Jerusalén este desde esa fecha.

Contador