Publicado 03/02/2020 20:33:26CET

O.Próximo.- El presidente de Uganda afirma que "está estudiando" la posibilidad de abrir una Embajada en Jerusalén

O.Próximo.- El presidente de Uganda afirma que "está estudiando" la posibilidad
O.Próximo.- El presidente de Uganda afirma que "está estudiando" la posibilidad - Haim Zach/GPO/dpa

MADRID, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Uganda, Yoweri Museveni, ha afirmado este lunes que Kampala "está estudiando" la posibilidad de abrir una Embajada en Jerusalén, en el marco de la visita al país del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

"Estamos discutiendo el asunto de la Embajada", ha dicho en una rueda de prensa conjunta. "Hay una parte de Jerusalén que, según el plan de partición, está en Israel", ha resaltado.

Museveni, que ha dado a entender que podría estar ubicada en Jerusalén Este, si bien no lo ha concretado. "Si un amigo dice que quiere la Embajada aquí en vez de allí, no veo por qué habría...", ha manifestado, antes de cortar la frase y reiterar que el asunto "se está estudiando".

Previamente, Netanyahu había ofrecido a Museveni un intercambio de embajadas. "Tengo una simple sugerencia que me gustaría que considerara. Usted abre una Embajada en Jerusalén y nosotros abrimos una en Kampala", ha indicado.

Así, ha destacado su "amistad" con el mandatario ugandés y ha incidido en que se trata de su quinta visita a África en poco más de tres años. "Israel está volviendo a África y África está volviendo a Israel", ha apuntado.

Por otra parte, ha desvelado que ambos países están estudiando también la posibilidad de que existan vuelos directos entre ambos países. "Eso permitiría hacer florecer nuestra amistad", ha zanjado.

Netanyahu ha destacado además la importancia personal que tiene Uganda para él, ya que su hermano, Yonatan, murió en el aeropuerto de Entebbe en 1976 durante una operación de rescate de rehenes.

Las declaraciones de Museveni llegan en medio de la polémica por la propuesta de paz para el conflicto palestino-israelí presentada la semana pasada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, conocida como el 'acuerdo del siglo' y respaldada por Netanyahu.

El conocido como 'acuerdo del siglo' señala a Jerusalén como la capital "indivisible" de Israel, que retendría el control de las colonias judías y del valle del Jordán, mientras que Palestina tendría su capital en una zona de Jerusalén Este ubicada fuera de la barrera de seguridad instalada por Israel.

En respuesta, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, describió la propuesta como "la bofetada del siglo" y recalcó que está destinada a acabar "en el basurero de la Historia".

Por su parte, Netanyahu destacó que la propuesta "es el mejor acuerdo" que podrán lograr los palestinos, a los que han pedido que acepten el 'acuerdo del siglo'.

Contador