Publicado 09/12/2021 10:49CET

O.Próximo.- Presos palestinos testifican que fueron agredidos por guardias tras la fuga de la cárcel de Gilboa

Archivo - Soldados de Israel bajo una tienda que cubre el túnel usado por seis presos palestinos para escapar de la prisión de máxima seguridad de Gilboa
Archivo - Soldados de Israel bajo una tienda que cubre el túnel usado por seis presos palestinos para escapar de la prisión de máxima seguridad de Gilboa - Ilia Yefimovich/dpa - Archivo

MADRID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

Varios presos palestinos han testificado ante las autoridades israelíes que fueron agredidos por guardias de prisiones tras una fuga registrada en septiembre en la cárcel de máxima seguridad de Gilboa.

Los reos fueron trasladados de la prisión de Gilboa a la de Shata en respuesta a la fuga después de que un preso que sufre discapacidad mental lanzara agua caliente a uno de los guardias, según ha recogido el diario israelí 'Haaretz'.

Ahmad Qonba, uno de los presos que ha testificado y que está encarcelado por homicidio y varios cargos de intento de asesinato, ha resaltado que todos los prisioneros fueron trasladados a una sala vacía donde fueron esposados y "dejados así durante unas pocas horas".

Qonba ha relatado que tras el traslado a Shata "algunos presos estaban descalzos" y ha agregado que "un oficial llamado Zaher" le golpeó. "Me agarró por las esposas y empezó a golpearme brutalmente en la cabeza, la cara, la espalda y los costados", ha agregado.

"Incluso me dio una patada en la zona de mi ojo izquierdo, que estuvo inflamado durante un largo periodo de tiempo", ha manifestado, al tiempo que ha añadido que este oficial golpeó a otros reos que han presentado igualmente denuncias contra los guardias.

"Me golpeó delante de los guardias y me llevó de vuelta al ala (de la prisión)", ha detallado, al tiempo que ha recalcado que permaneció descalzo durante cuatro días. Otros reos han facilitado descripciones similares de los incidentes y han señalado que se usaron gases lacrimógenos contra ellos.

En este sentido, otro preso ha trasladado a la Policía durante las investigaciones que uno de los guardias le dijo que "le haría besar sus pies", mientras que otro ha agregado que una guardia "gritó a los guardias responsables del ataque y se opuso a ello, si bien fue apartada".

La abogada Nadia Daqa, que representa a los reos que han presentado la denuncia, ha destacado que las palabras de Qonba revelan "un comportamiento especialmente violento que estuvo injustificado y que excede de forma significativa las regulaciones".

"Alcanza un nivel que pone en peligro la vida del prisionero, supone un castigo colectivo y un comportamiento criminal", ha resaltado, mientras que el Servicio de Prisiones de Israel ha rechazado pronunciarse debido a que el caso está siendo investigado.

Las autoridades de Israel anunciaron en octubre nuevos cargos contra seis miembros de Yihad Islámica que se fugaron de Gilboa, posteriormente arrestados, y otros cinco reos acusados de ayudarles en su fuga.

Según el Shin Bet, todos ellos habrían contado con ayuda desde el exterior y habrían coordinado su huida mediante un teléfono móvil oculto. Las fuerzas de seguridad detuvieron además a dos palestinos por supuestamente prestarles ayuda para esconderse durante la fuga.