Publicado 14/04/2021 16:04CET

O.Próximo.- Relatores de la ONU denuncian un aumento de la violencia contra palestinos en los asentamientos israelíes

Archivo - 25 December 2020, Palestinian Territories, Nablus: Tear gas is fired by Israeli forces at Palestinian demonstrators during a demonstration against the expansion of jewish settlement in West Bank. Photo: Shadi Jarar'ah/APA Images via ZUMA Wire/dp
Archivo - 25 December 2020, Palestinian Territories, Nablus: Tear gas is fired by Israeli forces at Palestinian demonstrators during a demonstration against the expansion of jewish settlement in West Bank. Photo: Shadi Jarar'ah/APA Images via ZUMA Wire/dp - Shadi Jarar'ah/APA Images via ZU / DPA - Archivo

Naciones Unidas registró en 2020 unos 770 incidentes violentos y los expertos hablan de un "clima de impunidad"

MADRID, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de relatores de la ONU ha denunciado el aumento de la violencia contra palestinos en asentamientos israelíes de Cisjordania, en un "clima de impunidad" que en 2020 se tradujo en unos 770 incidentes y que acumula otros 210 más en el primer trimestre de 2021.

En concreto, la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) registró el año pasado 771 incidentes con 131 palestinos heridos, principalmente en zona de Hebrón, Jerusalén, Nablús y Ramala. En 2021 ya ha perdido la vida un palestino víctima de esta violencia, según estos datos.

"Instamos al Ejército y a la Policía israelíes a investigar y perseguir estas acciones", han denunciado el relator sobre Derechos Humanos en los territorios palestinos ocupados, Michael Lynk, el relator sobre vivienda digna, Balakrishnan Rajagopal, y la experta sobre Derechos Humanos y personas mayores, Claudia Mahler, en un mensaje común.

Según estos relatores, la violencia se debe principalmente a motivos ideológicos y tiene como objetivo no solo acaparar terrenos, sino también intimidar a los palestinos, que vivirían en un ambiente de coacciones que les impide acceder y cultivar la tierra.

"Atacan principalmente el sustento de los palestinos en zonas rurales, vandalizando ganado, terrenos agrícolas, árboles y viviendas", han señalado, advirtiendo de que el objetivo final sería hacer la vida "insostenible" para la población local. La OCHA tiene constancia de al menos 9.645 árboles y 184 dañados en 2020.

Además, los relatores han expresado su preocupación por las amenazas de desahucio que se ciernen sobre más de 70 familias en Jerusalén Este por las construcción de nuevas viviendas para colonos, a pesar de que se trata de "traslados de población estrictamente prohibidos bajo el Derecho Internacional". Siete familias ya han recibido una orden para abandonar sus hogares antes del 2 de mayo.

De la violencia no se librarían ni mujeres embarazadas, ni niños, ni ancianos, según la denuncia, que echa en falta un mínimo de empatía por parte de las autoridades israelíes, dado que "en muchos casos" las fuerzas de seguridad israelíes estaba cerca o incluso "presentes" cuando han ocurrido los ataques y "no han adoptado suficientes medidas para proteger a los palestinos".

En este sentido, han recordado que, según la ONG Yesh Din, el 90 por ciento de las investigaciones abiertas entre 2005 y 2019 por delitos de carácter ideológico contra palestinos se saldaron sin ningún tipo de imputación por parte de las fuerzas de Israel, lo que evidenciaría "una impunidad institucional y sistemática", a juicio de los expertos.

"Pedimos a la comunidad internacional que imponga costes significativos a la prolongada ocupación israelí y pide a la potencia ocupante que frene su actividad en los asentamientos inmediatamente", han reclamado.

Contador