Publicado 10/08/2020 22:57CET

O.Próximo.- El Supremo de Israel falla contra demoler la casa de un palestino imputado por asesinar a un soldado

O.Próximo.- El Supremo de Israel falla contra demoler la casa de un palestino im
O.Próximo.- El Supremo de Israel falla contra demoler la casa de un palestino im - Shadi Jarar'ah/APA Images via ZU / DPA - Archivo

MADRID, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Supremo de Israel ha fallado este lunes contra la demolición de la casa de un palestino imputado por el asesinato de un soldado tras lanzarle un trozo de cemento en la cabeza durante una redada cerca de la ciudad cisjordana de Yenín.

Dos de los jueces del Supremo se han pronunciado contra la demolición argumentando que la esposa del hombre, Nazmi Abú Bakr, y sus ocho hijos, que no estuvieron implicados en lo sucedido, aún viven en la casa, mientras que otro juez ha fallado a favor argumentando que podría suponer un elemento disuasorio.

El tribunal ha permitido que una de las habitaciones de la vivienda sea sellada por el Ejército, que inició en junio los preparativos para el derribo de la vivienda, ante la apelación de la familia de Abú Bakr, según ha informado el diario israelí 'The Times of Israel'.

Abú Bakr, de 49 años, está acusado de lanzar un trozo de cemento desde el tejado de su casa contra un soldado durante una redada llevada a cabo el 12 de mayo en la localidad de Yaabed.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha cargado a través de su cuenta en Twitter contra el "desafortunado" fallo. Asimismo, ha dicho que "no se debe permitir que el terrorismo prevalezca" y ha prometido que "seguirá demoliendo las casas de los terroristas".

El grupo pacifista israelí BTselem ha denunciado en el pasado que "estas demoliciones son una carga (punitiva) contra los familiares, incluidas mujeres, ancianos y niños".

"En la gran mayoría de los casos, la personas cuyos actos justifican la demolición ni siquiera vivían en la casa. El objetivo formal de las demoliciones es la disuasión, pero su efecto disuasorio no se ha demostrado jamás", argumenta la organización.