Publicado 17/06/2024 14:34

O.Próximo.- La UNRWA afirma que sólo 65.000 de los 1,4 millones de personas que estaban en Rafá siguen en la ciudad

Un vehículo cerca de un campamento de desplazados en los alrededores de la ciudad de Rafá, en la frontera entre la Franja de Gaza y Egipto, en medio de la ofensiva militar del Ejército de Israel (archivo)
Un vehículo cerca de un campamento de desplazados en los alrededores de la ciudad de Rafá, en la frontera entre la Franja de Gaza y Egipto, en medio de la ofensiva militar del Ejército de Israel (archivo) - Europa Press/Contacto/Omar Ashtawy

MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA) ha afirmado este lunes que sólo 65.000 palestinos siguen refugiados en Rafá, una ciudad situada en la frontera entre la Franja de Gaza y Egipto que hace cerca de un mes y medio contaba con 1,4 millones de personas, la mayoría de ellas llegadas tras huir de otros puntos del enclave a causa de la ofensiva de Israel.

"La UNRWA estima que unas 65.000 personas siguen refugiadas en Rafá. Hace seis semanas había cerca de 1,4 millones", ha dicho la agencia, en referencia al inicio de una ofensiva militar por parte de Israel contra la ciudad a pesar de las advertencias internacionales, lo que ha provocado además la suspensión de la entrega de ayuda humanitaria al enclave.

Así, ha subrayado en un mensaje publicado a través de su cuenta en la red social X que "desde el inicio de la guerra, las familias de Gaza se han visto forzadas a huir una y otra vez". "Siguen buscando seguridad allí donde no la hay", ha afirmado, antes de recalcar que Gaza "es el lugar más peligroso del mundo para los trabajadores humanitarios".

La UNRWA ha lamentado que desde el inicio de la ofensiva militar, desatada tras los ataques ejecutados el 7 de octubre por parte del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), 193 miembros de la agencia han muerto, lo que supone "la cifra más alta de muertos en la historia de la ONU". "Pese a ello, nuestros colegas siguen trabajando para dar apoyo a las familias y ayuda en medio de una gran crisis humanitaria", ha zanjado.

El Ejército de Israel ha incrementado durante las últimas semanas sus bombardeos contra Rafá y lanzó el 6 de mayo una ofensiva terrestre contra la ciudad, inicialmente centrada en la parte oriental de la ciudad y extendida posteriormente a su zona centro, incluida la toma del lado palestino del paso con Egipto, lo que supuso la suspensión de operaciones humanitarias a través del cruce fronterizo.

La ofensiva fue desatada poco después de que Israel rechazara una propuesta de alto el fuego presentada por Egipto y Qatar que había recibido el respaldo de Hamás. Las tensiones han ido al alza desde entonces debido al recrudecimiento de la ofensiva israelí a pesar de los llamamientos internacionales y de una orden de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para que detenga sus ataques.