Publicado 19/05/2020 12:48:19 +02:00CET

Oxfam denuncia aumento de ataques de colonos israelíes contra palestinos en Cisjordania durante la pandemia

Coronavirus.-Oxfam denuncia aumento de ataques de colonos israelíes contra pales
Coronavirus.-Oxfam denuncia aumento de ataques de colonos israelíes contra pales - Ashraf Amra/APA Images via ZUMA / DPA

Critica la cultura de impunidad imperante que facilita la expansión de las colonias en este territorio palestino

MADRID, 19 May. (EUROPA PRESS) -

La pandemia de coronavirus que afecta tanto a Israel como a los territorios palestinos ha servido de "cobertura" para un aumento de la violencia por parte de colonos israelíes contra civiles palestinos en Cisjordania, además de haber acelerado los esfuerzos por parte del Gobierno israelí para anexionarse territorios, según denuncia Oxfam en un nuevo informe.

Según la ONG, "las autoridades israelíes sistemáticamente no protegen a los palestinos de la violencia de los colonos e incluso han incrementado los esfuerzos para demoler construcciones palestinas que no consideran autorizadas y limitado el acceso a terrenos agrícolas a los palestinos".

En su informe 'Violencia e impunidad en Cisjordania durante la pandemia de COVID-19', Oxfam denuncia que las demoliciones, los desplazamientos forzosos, la violencia por parte de los colonos y el uso excesivo de la fuerza por parte de los efectivos de seguridad israelíes han aumentado significativamente desde la llegada del coronavirus.

El documento se hace eco de los últimos datos de la ONU, según los cuales desde que se declaró el estado de emergencia el 5 de marzo, se han producido 136 incidentes de ataques por parte de colonos contra civiles palestinos hasta el 30 de abril. Este dato supone un 37 por ciento más que el periodo comprendido entre el 12 de enero y el 4 de marzo, cuando hubo 99 incidentes, resalta la ONG.

Además, desde el día que la Autoridad Palestina declaró el estado de emergencia en Cisjordania las autoridades israelíes han demolido, obligado a demoler o incautado 40 estructuras, lo que ha supuesto el desplazamiento de 26 palestinos y afectado a otros 260.

Oxfam subraya que en virtud del Derecho Internacional, "el Gobierno de Israel, como potencia ocupante, tiene la responsabilidad última de proteger a los palestinos en Cisjordania de la violencia por parte de colonos israelíes y garantizar que todos los ataques son investigados y sus autores rinden cuentas".

Entre las formas de violencia a manos de los colonos israelíes más frecuentes documentadas por la ONG figuran intimidaciones, violencia física, daños o quema de cosechas, árboles y viviendas, robo de ganado, lanzamiento de piedras y vandalismo de lugares religiosos. Algunos de estos incidentes, lamenta, han tenido como resultado muertos, lesiones de por vida o incapacidad.

CULTURA DE IMPUNIDAD IMPERANTE

Por otra parte, critica el hecho de que las autoridades israelíes no investigan o buscan la rendición de cuentas de la gran mayoría de estos delitos, lo que contribuye a "una cultura de impunidad entre los colonos israelíes".

A este respecto, cita el dato ofrecido por la ONG israelí Yesh Din de que el 91 por ciento de los casos de violencia por parte de colonos son cerrados sin ninguna imputación al término de la investigación, incidiendo en que en la mayoría de los casos los civiles palestinos no suelen presentar denuncia.

Esta cultura de impunidad junto con otras medidas para expropiar tierras y recursos ha provocado el desplazamiento de palestinos lo cual "ha allanado el camino para la rápida expansión de asentamientos y creado nuevas realidades en el terreno que equivalen a una anexión de facto de territorio en violación de los Acuerdos de Oslo", advierte Oxfam en su informe.

"Vergonzosamente, los palestinos están siendo expulsados y sus casas demolidas a un ritmo incluso más rápido en medio de la pandemia de COVID-19", lamenta el director de Oxfam para Israel y los Territorios Palestinos, Shane Stevenson. "Esto pone en cuestión dónde ha ido a parar cualquier sentido de humanidad o rendición de cuentas, ya que se deja a familias inocentes en un estado muy vulnerable, especialmente cuando deberían centrarse en permanecer en casa y sanas", añade.

"La violencia de los colonos israelíes debe prevenirse, condenarse y se deben rendir cuentas ya que contribuye a un clima de miedo y allana el camino para una confiscación ilegal de viviendas y tierras de palestinos", reivindica el responsable de Oxfam.

Así las cosas, la ONG pide a la comunidad internacional que reclame, y adopte políticas que garanticen, que "Israel detiene sus planes de anexión 'de jure'" de Cisjordania y "garantizar la protección de los palestinos que viven bajo la ocupación".

"Oxfam cree que una paz sostenible y duradera debería estar arraigada en el reconocimiento de los Derechos Humanos y la dignidad de todos los israelíes y palestinos, así como en una base firme en el Derecho Internacional", remacha la organización humanitaria.

Contador