Publicado 26/11/2021 06:54CET

Pacífico.- Dutton avisa de las "alarmantes" acciones de China, que ve a Australia como un "estado tributario"

Archivo - 02 July 2019, Australia, Canberra: Australian Minister for Home Affairs Peter Dutton addresses the media at the Parliament House regarding raids by investigators that targeted six homes in Sydney's south west earlier in the morning, during which
Archivo - 02 July 2019, Australia, Canberra: Australian Minister for Home Affairs Peter Dutton addresses the media at the Parliament House regarding raids by investigators that targeted six homes in Sydney's south west earlier in the morning, during which - Sam Mooy/AAP/dpa - Archivo

Australia confirma la presencia de un barco de militar de China frente a sus costas

MADRID, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Defensa australiano, Peter Dutton, ha avisado este viernes de las "alarmantes" acciones de China y ha advertido de que si bien considera que Pekín "no desea ocupar otros países", si cree que ve a Australia y otras naciones de la región como un "estados tributarios".

Así se ha manifestado Dutton en una rueda de prensa y después de que el país haya confirmado que rastreó un barco de las fuerzas chinas navegando en la zona económica exclusiva de Australia, lo que no viola las leyes internacionales, como ha reconocido el Gobierno australiano.

No obstante, el ministro de Defensa se ha referido a recientes acciones de Pekín y ha señalado a una "desconexión significativa" sus palabras de querer paz para la región y sus acciones.

"Hemos observado muy de cerca cómo el Gobierno chino se ha involucrado en actividades cada vez más alarmantes", ha dicho al respecto, así como ha señalado entre ellas a las tomadas respecto a Taiwán.

"Si se toma Taiwán, seguramente las islas Senkakus --reclamadas por Japón y China-- serán los siguientes", ha precisado, para decir que el Partido Comunista Chino "no podría ser más claro (...) que con sus acciones".

Dutton ha insistido en que con ello el orden regional en el que se basa la "prosperidad y seguridad" de la región "cambiaría casi de la noche a la mañana", recoge el medio australiano ABC.

"En ausencia de una contrapresión, el Gobierno chino se convierte en el único socio económico y de seguridad para las naciones del Indo-Pacífico. Ahora, esa es una situación militar y económica peligrosa para nuestro país, pero para muchos más", ha añadido.

Así, ha aseverado que la intención de Australia es "la lucha por la paz" y la "lucha por la disuasión" en la región, así como ha reconocido que el no considera que el Gobierno de China desee ocupar otros países, si bien ha subrayado que Pekín si ve a los países de la zona como "estados tributarios".

Por su parte, un portavoz de la Embajada de China en Australia ha manifestado que el discurso de Dutton estaba "avivando el conflicto y la división".

"Dutton continuó predicando su quijotesco malentendido de la política exterior de China, distorsionando los esfuerzos de China para salvaguardar la soberanía y la integridad territorial (...) Es inconcebible que la relación China-Australia tome un buen impulso (...) si el Gobierno australiano basa su estrategia nacional en un análisis sin visión y una mentalidad obsoleta", ha criticado en un comunicado.

BARCO DE LA ARMADA CHINA

Por otro lado, la ministra del Interior, Karen Andrews, ha confirmado este viernes que un buque militar chino estuvo operando frente a la costa oriental australiana en agosto de este año, añadiendo que su presencia no violaba las leyes internacionales. Previamente, medios de comunicación locales habían citado a un portavoz del Departamento de Defensa informando al respecto.

Al respecto, el primer ministro de Australia, Scott Morrison, ha señalado este viernes a la emisora de radio 5AA de Adelaida que Pekín "puede estar" en aguas australianas, "al igual que Canberra en el Mar de China Meridional".

"Entonces, no discutimos sobre eso. Pero, también creo que resalta firmemente la naturaleza de lo que está sucediendo en el Indo-Pacífico. Quiero decir, la gente no está inventando esto. Lo que está sucediendo en el Indo-Pacífico es real. Significa que Australia tiene que estar en guardia", ha sentenciado.

Contador