Publicado 07/02/2020 11:44:07CET

Pakistán.- Los casos de polio en Pakistán ya igualan en solo un mes a los de todo 2017

Pakistán.- Los casos de polio en Pakistán ya igualan en solo un mes a los de tod
Pakistán.- Los casos de polio en Pakistán ya igualan en solo un mes a los de tod - PROGRAMA DE ERRADICACIÓN DE LA POLIO DE PAKISTÁN

La lucha contra la enfermedad se topa con la violencia y la superstición en el país asiático

MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

Pakistán tienen en la lucha contra la polio uno de sus grandes retos médicos. A pesar de que se trata de una enfermedad prácticamente erradicada a nivel mundial, la inseguridad y la superstición en el país asiático siguen lastrando las tareas de contención, hasta el punto de que en 2020 ya se han confirmado los mismos casos que en todo 2017.

Los datos oficiales evidencian, de hecho, la montaña rusa que han sido en estos últimos años las campañas para erradicar la polio en Pakistán. Tras unos años de relativo optimismo --de 2015 a 2017 se pasó de 54 a ocho casos--, la tendencia se ha invertido hasta alcanzar los 144 contagios de 2019, según el Programa de Erradicación de la Polio.

Así, Pakistán se confirma como una excepción dentro de un mundo comprometido con la desaparición de esta enfermedad, como lo demuestran los datos de la Organización Mundial de la Salud. En 1988, la agencia registró unos 350.000 casos en más de 125 países, y en cuestión de tres décadas el dato se ha reducido a nivel global más de un 99 por ciento.

La región de Jiber Pajtunjua, con cuatro casos, es la zona más afectada de Pakistán, seguida de Sindh (tres enfermos) y Baluchistán (uno). Las áreas cercanas a la frontera afgana siguen siendo el principal foco de preocupación, tanto para las autoridades locales como para la OMS, que revisan periódicamente sus estrategias para sortear los principales obstáculos.

En juego está principalmente la salud de los niños menores de cinco años, principales víctimas de una enfermedad infecciosa que invade el sistema nervioso. Puede causar parálisis e incluso la muerte y, dado que no existe cura, la vacunación es la forma más efectiva de proteger a la infancia, como se ha demostrado en los países que han logrado erradicar la polio.

El último caso confirmado esta semana es el de una niña de tres años del distrito de Kashmore, en la provincia de Sindh. "Las dos piernas de la niña han quedado paralizadas y se ha declarado para ella el estatus socioeconómico de pobre", según una fuente del Instituto Nacional de Salud citada por el diario paquistaní 'Dawn'.

VACUNACIÓN

El Gobierno de Pakistán y sus aliados internacionales en esta lucha contra la polio, incluidas agencias de la ONU, lanzaron en diciembre una campaña de vacunación con la que querían llegar a 39,5 millones menores de cinco años en todo el país. El primer ministro, Imran Jan, participó en el lanzamiento e incluso puso la primera vacuna.

Los grupos radicales y conservadores han perjudicado sin embargo la aplicación de esta campaña, contra la que han difundido noticias falsas que van desde mensajes que cuestionan la conveniencia de la inmunización desde el punto de vista religioso al miedo por la supuesta introducción de otras enfermedades a partir de la vacuna.

El Programa de Erradicación incluye entre sus preguntas frecuentas varias destinadas a combatir este miedo. "¿Causa cáncer la vacuna?", "¿causa la vacuna infertilidad?", "¿son 'halal' los ingredientes de la vacuna?" o "¿de dónde viene la vacuna?" figuran en el listado que aparece en la página web, donde también se promociona un teléfono de asistencia de reciente creación para resolver dudas puntuales.

"Humildemente pido a todas las madres que, si no han visto a un equipo contra la polio, vayan en su busca para asegurarse de que sus hijos consiguen las gotas. Primero, es muy importante para los niños. Segundo, es muy importante para nuestra nación", dijo Jan en diciembre al lanzar la última campaña, en un discurso en el que también describió como "héroes" al personal implicado.

No en vano, muchos de estos trabajadores han pagado con su vida involucrarse en dichas tareas, hasta el punto de necesitar en algunas zonas la protección de las fuerzas de seguridad. A finales de enero, dos mujeres que formaban parte de estos equipos fueron asesinadas en la región de Jiber Pajtunjua, en la zona norte del país, según han informado este miércoles las autoridades locales.

Naciones Unidas ha condenado directamente este tipo de crímenes, recordando los efectos que tiene para el correcto desarrollo de la campaña de inmunización y exhortando a los líderes locales a colaborar también en la campaña de concienciación para que la lucha contra la polio sea un esfuerzo transversal, que no entienda de áreas o ideologías.

Contador