Publicado 08/11/2021 16:47CET

Pakistán.- El Gobierno y los talibán paquistaníes acuerdan un alto el fuego

Archivo - 23 February 2021, Sri Lanka, Colombo: Pakistan's Prime Minister Imran Khan speaks during a joint press conference with Sri Lankan Prime Minister Mahinda Rajapaksa after their meeting. Photo: Pradeep Dambarage/ZUMA Wire/dpa
Archivo - 23 February 2021, Sri Lanka, Colombo: Pakistan's Prime Minister Imran Khan speaks during a joint press conference with Sri Lankan Prime Minister Mahinda Rajapaksa after their meeting. Photo: Pradeep Dambarage/ZUMA Wire/dpa - Pradeep Dambarage/ZUMA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Pakistán y el grupo armado Tehrik-i-Taliban Pakistan (TTP), conocido como los talibán paquistaníes, han llegado a un acuerdo para un alto el fuego, después de semanas de acercamientos en las que habrían mediado también los talibán afganos, que controlan desde mediados de agosto el país vecino.

El ministro de Información paquistaní, Fawad Chaudhry, ha anunciado el acuerdo, que confía siente las bases para una "paz completa". Las partes se han comprometido a seguir hablando, tomando como referencia la soberanía, la seguridad nacional, la paz y la estabilidad socioeconómica, informa la cadena estatal PTV.

Los medios locales ya llevaban días anticipando esta tregua, para la que el TTP habría exigido previamente la excarcelación de decenas de milicianos. Los contactos han estado marcados por la discreción y en ellos habría colaborado el ministro del Interior del régimen talibán en Afganistán, Sirajudín Haqqani, líder además de la Red Haqqani.

El primer ministro de Pakistán, Imran Jan, justificó en octubre el proceso de conversaciones con el TTP por la "posición de fuerza" de las autoridades, si bien el grupo ha incrementado sus ataques en las últimas semanas, en medio del temor de que el ascenso de los talibán al poder en Afganistán pudiera darles más fuerza.

"Ahora estamos intentando hablar con aquellos con los que pueden reconciliarse porque hay una posición de fuerza", dijo Jan en una entrevista concedida al portal Middle East Eye. "Siempre he pensado que todas las insurgencias terminan en la mesa de negociaciones", manifestó.

El grupo armado, que difiere de los talibán afganos en asuntos organizativos pero sigue la misma interpretación rigorista del islam suní, aglutina a más de una docena de grupos de militantes islamistas que operan en Pakistán, donde han matado a unas 70.000 personas en dos décadas de violencia.

Contador