Publicado 10/12/2021 05:49CET

Pakistán.- El grupo armado TTP rechaza el alto el fuego acordado con el Gobierno de Pakistán para noviembre

MADRID, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

El grupo armado Tehrik-i-Taliban Pakistan (TTP), conocido como los talibán paquistaníes, ha rechazado este jueves el alto el fuego que estaba negociando desde octubre con el Gobierno de Pakistán tras manifestar sus críticas "por no respetar lo acordado".

El Gobierno paquistaní, según el grupo armado, habría incumplido su promesa al realizar redadas en distintas ciudades del país para detener a militantes del grupo armado, por lo que el TTP ha decidido negarse al alto al fuego, previsto para el mes de noviembre.

Un muftí cercano al TTP se ha dirigido a los combatientes y les ha pedido que retomen la actividad armada, tras no obtener respuesta, según recoge el diario 'The Dawn'.

Por otro lado, el Gobierno paquistaní ha liberado este jueves hasta a 100 prisioneros talibanes paquistaníes, aunque fuentes oficiales citadas por el diario paquistaní 'The News' han recalcado que las principales figuras del grupo que se encuentran detenidas no han sido liberadas todavía.

El primer ministro de Pakistán, Imran Jan, justificó las negociaciones, que empezaron en octubre, con el TTP por la "posición de fuerza" de las autoridades, si bien el grupo ha incrementado sus ataques en las últimas semanas, en medio del temor de que el ascenso de los talibán al poder en Afganistán pudiera darles más fuerza.

Sobre el proceso de negociación para el alto al fuego, el ministro de Información de Pakistán, Fauad Chaudri, manifestó en noviembre que "es responsabilidad del Estado lograr la paz", y añadió que Islamabad trabaja para acabar con la inestabilidad en las zonas de influencia de los talibán paquistaníes.

El grupo armado, que difiere de los talibán afganos en asuntos organizativos pero sigue la misma interpretación rigorista del islam suní, aglutina a más de una docena de grupos de militantes islamistas que operan en Pakistán, donde han matado a unas 70.000 personas en dos décadas de violencia.