Publicado 02/11/2021 10:58CET

Pakistán.- Heridas cerca de 15 personas en un atentado con motocicleta bomba en el oeste de Pakistán

Archivo - Imagen de archivo de unos agentes de la Policía de Pakistán desplegados en Karachi
Archivo - Imagen de archivo de unos agentes de la Policía de Pakistán desplegados en Karachi - -/PPI via ZUMA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

Al menos trece personas han resultado heridas, incluidas cuatro en estado crítico, a causa de la explosión de una motocicleta bomba en la provincia paquistaní de Balochistán (oeste), según han confirmado las autoridades.

La Policía paquistaní ha manifestado que el atentado ha sido ejecutado en el distrito de Jaran poco después del paso de un vehículo de las fuerzas de seguridad, tal y como ha recogido el diario paquistaní 'Dawn'.

El ministro principal de Balochistán, Abdulqudus Bizenjo, ha condenado el ataque y ha expresado sus condolencias a los heridos. Por el momento ningún grupo ha reclamado la autoría del atentado.

"Nuestra valentía no se verá afectada por las cobardes actividades de los terroristas. La gente de la provincia está del lado de las fuerzas de seguridad para poner fin al caos causado por el terrorismo", ha dicho Bizenjo.

El ataque ha tenido lugar un día después de la muerte de un destacado líder tribal por la explosión de otra bomba en el distrito de Auaran. La provincia es escenario de ataques por parte de grupos extremistas suníes y milicias separatistas baloches.

Por otra parte, las fuerzas de seguridad paquistaníes han matado durante la jornada a cuatro presuntos miembros del grupo Tehrik-i-Taliban Pakistan (TTP), conocido como los talibán paquistaníes, cerca de la frontera con Afganistán.

Según las informaciones recogidas por la cadena de televisión paquistaní Geo TV, la operación ha sido llevada a cabo por el Departamento Antiterrorista en el distrito de Hangu, situado en la provincia de Jíber Pajtunjua (norte).

El primer ministro de Pakistán, Imran Jan, confirmó a principios de octubre la apertura de un proceso de contactos con el TTP debido a que las autoridades cuentan con "una posición de fuerza". "Siempre he pensado que todas las insurgencias terminan en la mesa de negociaciones", remachó.

El grupo armado, que difiere de los talibán afganos en asuntos organizativos pero sigue la misma interpretación rigorista del islam suní, aglutina a más de una docena de grupos de militantes islamistas que operan en Pakistán, donde han matado a unas 70.000 personas en dos décadas de violencia.