Pakistán.- La oposición paquistaní amenaza con llamar a elecciones en tres meses si el primer ministro no dimite

Publicado 08/11/2019 12:36:42CET

Imran Jan exige a sus críticos que dejen de pedir su cese como condición imprescindible para negociar el fin de las protestas

MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Pakistán, Imram Jan, ha reiterado este viernes que no presentará su dimisión ante la ola de protestas de las últimas semanas por la crítica situación económica y la excesiva influencia del Ejército en la política nacional, entre las amenazas formuladas por la oposición, que llamará a elecciones en tres meses si el jefe del Ejecutivo paquistaní no abandona su cargo.

"Bajo ninguna circunstancia voy a entregar mi dimisión", ha declarado Jan este viernes ante los representantes del comité negociador formado por el Gobierno paquistaní. "Si la única condición que me están imponiendo es la de dimitir, no sé para qué estamos negociando nada", ha añadido en comentarios recogidos por el diario 'Dawn'.

Estas declaraciones tienen lugar después de que el líder opositor Fazlur Rehman avisara al primer ministro de que la bancada parlamentaria de su partido, Jamiat Ulema e Islam, llamará a elecciones en tres meses si Jan no abandona su cargo. "Tiene estas dos opciones", le ha avisado Rehman, líder de la 'Marcha por la Libertad', en la misiva.

Rehman ha concedido al primer ministro hasta el próximo domingo para responder a la carta antes de decidir los siguientes pasos a seguir, que consistirían, según fuentes de su partido a Geo TV, en el bloqueo de las principales autopistas de Pakistán y su retirada de todas instituciones.

Mientras tanto, miles de manifestantes han vuelto a congregarse en la capital del país, Islamabad, bajo la enseña de esta marcha. La sentada de hoy ha recibido el permiso de Jan, concedido en palabras del mandatario "con el corazón en la mano", para demostrar que está escuchando las demandas de la población.

La 'Marcha de la Libertad' --que fue tildada de "chantaje" por parte del primer ministro-- partió el 27 de octubre desde diversos puntos del país y llegó el 31 de octubre a la capital para mantener desde allí sus movilizaciones.

La ola de protestas es el principal esfuerzo concertado entre los distintos movimientos opositores desde que Jan se impuso en las elecciones generales de 2018.

El Gobierno asegura que las manifestaciones son una amenaza para la democracia, mientras que sus detractores le recriminan falta de legitimidad y dependencia del Ejército.

"Se acabaron los días en los que el Islam era usado para ganar el poder", declaró Jan nada más llegar la marcha a Islamabad. "Estamos en un país nuevo. Protestad todo lo que queráis. Si os quedáis sin comida, os daremos más. Pero nada de amnistías", aseguró.

Contador